Publicado el 04 de jun de 2013 11:17 am |

  comentarios

Foto: EFE / Archivo

(Caracas, 04 de junio. Noticias24) – El expresidente de Brasil Lula da Silva concedió una entrevista exclusiva al diario La República de Perú en donde señaló que en “Venezuela se ha producido una situación sui géneris. Primero, por la victoria de Chávez en octubre como un hecho indiscutible y, luego, la elección de Maduro”.

“Resulta muy difícil desde Brasil hacer una evaluación de lo sucedido; desde hace tiempo la sociedad de Venezuela está muy dividida y sobre eso conversé varias veces con el presidente Chávez en la perspectiva de reducir las tensiones”, aseveró el exprimer mandatario.

“Desde hace tiempo la sociedad de Venezuela está muy dividida y sobre eso conversé varias veces con el presidente Chávez”

Aseguró que en los resultados de las elecciones presidenciales en el país el pasado 14-A se vio una “sorpresa” ya que “considerada la conmoción en el pueblo venezolano por la muerte de Chávez, la elección de Maduro iba a ser más fácil, y eso lo decían las encuestas. Ni las encuestas captaron la evolución; sucedió el proceso electoral y ahora el presidente Maduro tiene que imprimir un nuevo ritmo a su gobierno, tendrá que esforzarse para construir su propia imagen y para presentar las propuestas post Chávez. Él lo hará más fácil con un discurso para ampliar la base social, principalmente para ganar a los sectores de clase media y a los empresarios, para consolidar un proceso de paz”.

Según Da Silva, se puede gobernar un país dividido pero “con mucha tensión y por eso me parece necesario aliviar esa tensión para poder gobernar con tranquilidad”.

“Hay que decir qué se va a hacer los próximos años, decirlo claramente en la economía, la actividad agrícola, la producción de alimentos, la energía, la infraestructura, y qué ha de suceder en las relaciones políticas con la sociedad”, manifestó.

Reiteró su “compromiso profundo con Venezuela” y recordó que luego de se presidentede Brasil puede hablar desde su propia experiencia: “Maduro tiene un chance extraordinario, no para repetir las cosas que hizo Chávez sino qué hará más adelante y cómo la sociedad estará involucrada”.

Con información de La República.