Publicado el 05 de jun de 2013 6:25 am |

  comentarios

(Caracas, 05 de junio. Noticias24) – Según información publicada en el diario La Voz, una mujer de 30 años murió por una mala praxis tras haberse sometido a una mamoplastia para agrandar sus senos, en una clínica capitalina.

El esposo de Sixta dijo que a la víctima, que deja huérfanos a dos hijos de 12 y 8 años, le perforaron un pulmón cuando le entubaron.

Relató que el 8 de marzo Sixta fue intervenida por el doctor Julio Struver, en la clínica Surplus ubicada en Chacaíto, final de la avenida Casanova. “Todo estuvo bien hasta que comenzó a presentar problemas respiratorios al cabo de un mes. En la clínica Razetti la examinó el doctor Piñate, un neumonologo, y le indico tratamiento por 15 días. En las placas que le tomaron se reflejaba que le perforaron el pulmón derecho cuando la entubaron para operarla.
 Siguió con los quebrantos. Debido a las recientes lluvias, se mojó y volvió a recaer.

El viernes 31 de mayo le manifestó a su esposo que no podía salir con los niños a comprar los útiles escolares porque se sentía peor. Tenía dos niños, de 12 y 8 años.

El lunes, en vista de que estaba sumamente delicada Vicenzo la lleva a la clínica Razetti, el doctor Piñero no se encontraba, y mientras esperaban en la sala de emergencia ella le dice que tiene ganas de orinar, se va al baño y al poco rato se presenta un camillero diciendo que hay una mujer desmayada, la meten a un consultorio y allí fallece. La denuncia fue formulada ante las autoridades.

Dinora Sanabria, una hermana de Sixta, se operó el mismo día y el médico le informó que tendrán que intervenirla nuevamente porque la prótesis de silicón le está presionando un músculo.