Publicado el 05 de jun de 2013 11:13 am |

  comentarios

Foto: AFP

(Caracas, 05 de mayo. Noticias24) – El jugador de la selección nacional de fútbol Sub 17, Andrés Ponce no se resigna a aceptar que se perderá el Mundial de los Emiratos Árabes Unidos, reza todos los días para que ocurra un milagro. Sin embargo, Rafael Dudamel confirmó el martes que el goleador estrella de la categoría debe ser operado y por lo tanto no podrá jugar.

Desde hace ya un tiempo se venía advirtiendo que el engramado del Brígido Iriarte es una guillotina y que su deplorable estado provocaría una desgracia y que peor tragedia que la la rotura del ligamento anterior de la rodilla derecha del jovencito Ponce, artillero de mil batallas, que anotó siete de los ocho goles que marcó Venezuela en el Sudamericano de Argentina, donde se aseguró el boleto a Abu Dabi.

Allegados a Ponce aseguran que desde el momento de la lesión, el delantero no ha parado de orar frente a una estampilla de José Gregorio Hernández, confiado en que no tendrá que ingresar al quirófano.

“No quiero dejar mi familia Vinotinto sola en esa gran batalla, quiero aportar mi granito de arena… ¡Jesús en ti confio padre!”, expresó a través de su cuenta en Twitter el joven futbolista.

Con información de La Verdad

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador