Publicado el 07 de jun de 2013 1:26 pm |

  comentarios

Foto: Prensa Cicpc

(Caracas, 7 de junio. Prensa Cicpc) – Cumpliendo los lineamientos contemplados en el Plan Patria Segura, efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) lograron esclarecer el homicidio del ciudadano Jesús Antonio Morales Gil, abogado de 44 años de edad, hecho ocurrido el pasado domingo 2 de junio del presente año en la avenida Bogotá de la parroquia El Recreo, municipio Libertador del Distrito Capital.

La información fue aportada por el director nacional del Cicpc, comisario general José Gregorio Sierralta, quien indicó que la víctima se encontraba en su residencia cuando le pidió al ciudadano con el cual compartía apartamento, que se retirara del mismo ya que esperaba una visita.

“Una vez estando en su vivienda, Jesús Antonio recibió la visita de dos adolescentes, uno de los cuales mantenía una relación de amistad reciente con él; después de varias horas de haber compartido, estos dos jóvenes deciden apropiarse de varios objetos de valor que habían en el apartamento, suscitándose una riña durante la cual resulta estrangulada el abogado”, acotó.

Sierralta agregó que, una vez conocido el hecho, se constituyó una comisión de funcionarios del Cicpc, adscritos a la División de Investigaciones de Homicidios, que realizaron experticias técnicas y tras intensas labores de pesquisa, se logró ubicar el sitio donde se refugiaban los homicidas, procediendo a implementar un operativo en la urbanización La Limonera, municipio Baruta del estado Miranda, donde se practicó la captura de un adolescente de 16 años de edad y otro de 17 años.

Durante este procedimiento se incautaron dos teléfonos celulares, uno marca BlackBerry y otro marca Vtelca; una laptop, marca Lenovo, y una cámara fotográfica Olympus, propiedad del fallecido.

Para finalizar, el director de la policía científica dijo que el Cicpc continuará las investigaciones con respecto a este caso para determinar si existe la complicidad de otras personas, a fin de que sean detenidas y puestas a la orden de los organismos competentes.