Publicado el 07 de jun de 2013 5:02 pm |

  comentarios

(México, 07 de junio – AFP) – El historiador mexicano Enrique Krauze, autor de un polémico libro sobre Hugo Chávez, cree que el presidente venezolano “probablemente murió pensando que era lo más cercano a Cristo y Bolívar” por una megalomanía que hizo que, sin él, el chavismo tenga “fecha de caducidad”.

“Chávez tenía una idea de sí mismo tan megalomaníaca que probablemente murió pensando que era lo más cercano a Cristo y a Bolívar”, sentenció Krauze entrevistado por la AFP al término de una conferencia en la Ciudad de México sobre la figura del libertador Simón Bolívar.

Cuando se cumplen tres meses de la muerte del carismático y controvertido líder venezolano, Krauze observa con preocupación “el deterioro” que, en su criterio, está viviendo el país especialmente en su economía desde que Nicolás Maduro asumió la presidencia en abril por una estrecha victoria de 1,49% frente al opositor Henrique Capriles.

El deterioro es mucho mayor de lo que yo me imaginé y me imaginé un deterioro“, afirmó el autor del libro “El poder y el delirio” (2008), un análisis crítico de la figura de Chávez.

Krauze se mostró sorprendido por la escasez de productos básicos en la potencia petrolera, como leche o papel higiénico, y también por el reciente anuncio gubernamental de un control de compra de algunos alimentos en un estado fronterizo con Colombia, que la oposición ve como un racionamiento encubierto.

“La única salida para Venezuela es la reversión de buena parte de las barbaridades económicas que hicieron sin abandonar las partes buenas de programas sociales”, concedió.

Según el escritor, la omnipresencia y reticencia a delegar el poder que Chávez imprimió al proyecto socialista que inició en 1999 no han ayudado a la inherente “inhabilidad” de su delfín para gobernar el país.

“Debajo de un gran árbol no crece nada y Chávez no dejó crecer nada”, opinó el escritor.

Krauze cree que el fallecido mandatario ejerció un mesianismo que “ni siquiera es equiparable” con el que el líder cubano Fidel Castro ejerció en la isla hasta 2008 cuando, por motivos de salud, dejó el poder en manos de su hermano Raúl, demostrando que “siendo un personalismo muy grande hay un aparato, hay un partido”.

“Indudablemente Fidel Castro resultó un hombre y un político infinitamente más sagaz y profundo” que Chávez, opinó el también director de la revista Letras Libres, quien vaticina que, a diferencia de Cuba, el chavismo “tiene fecha de caducidad” sin su marcante figura.

Considerando a Venezuela casi como su “segunda patria”, Krauze hace votos para que el país “no se desgarre ni llegué a la violencia” y respalda que la oposición llame a un referéndum revocatorio para retirar a Maduro del poder.

“Y así Venezuela vuelva a ser una democracia plural como ha dejado de ser desde hace tantos años“, abogó Krauze.