Publicado el 10 de jun de 2013 6:23 am |

  comentarios

Foto: María Arvelo/Noticias24

(Caracas, 10 de junio. Noticias24) – Durante una entrevista realizada por el periodista Mario Villegas en su columna “Puño y Letra”, el politólogo Farith Fraija, señaló que “el gobierno de Nicolás Maduro está en proceso de consolidación”.

Asimismo, comentó que “en amplios sectores del liderazgo opositor abunda un infantilismo político que hace difícil comprender que hay un proyecto de país y un solo camino hacia el futuro. Sin embargo, te puedo asegurar que hay un sector que siempre ha dialogado y dialoga con el gobierno, aunque no todos esos acercamientos se han hecho públicos”.

A continuación la entrevista completa:

-¿Cierto que está embalado hacia la alcaldía del municipio Carrizal en Miranda?

-Soy precandidato a la Alcaldía y quien me embala es el pueblo carrizaleño, que busca una figura alternativa con capacidad comprobada para resolver los problemas del municipio y acabar con la monarquía disfuncional de más de 20 anos del alcalde actual.

-¿Se rompió la llave que formaba con su camarada Nícmer Evans?

-Quizás mediáticamente pero somos camaradas, colegas y compadres, tres lazos que nunca se romperán.

-¿Le han afectado a usted o no y en qué medida comparte las críticas de Evans al gobierno y al Psuv?

-Generalmente la crítica tiene sus aspectos positivos y no tan positivos. El asunto está en la pertinencia, la tolerancia y la utilidad de las mismas. A veces algunos de estos factores han estado ausentes en las posturas de Nícmer. Sin embargo, como en todo, a veces estamos de acuerdo y otras no. En lo que más me ha afectado es en la pregunta que siempre me hacen en la calle: “¿Qué pasó con Cara o sello?”, el programa que ambos hacíamos.

-¿Se hizo buen amigo de Wilmer Ruperti mientras mantuvo su programa en Canal I?

-La relación con Ruperti fue la que existe entre un dueño de un medio y un productor nacional independiente. Él nunca intervino en la línea editorial del programa mientras estuvo al aire. Amistad propiamente dicha no la hubo ni la hay.

-¿Nicolás Maduro se refería a usted cuando atacaba en su campaña a un tal “señor de los apellidos”?

-Definitivamente no porque aun sigo siendo desconocido. Sin embargo, mis apellidos aunque son raros no son de mucho abolengo como otros a los que creo que Nicolás se refería. Mis apellidos son uno libanés y el otro inglés, pero mis padres son colombianos y yo nací en Villa de Cura y me crié en los Altos Mirandinos.

-¿Hace falta verdadera voluntad política para combatir la corrupción en el socialismo del siglo XXI?

-Absolutamente. Una de las grandes deudas que ha quedado en el desarrollo del nuevo paradigma en el ejercicio de la función pública es el fortalecimiento institucional, el combate certero a la impunidad y la reducción de la corrupción a su mínima expresión.

-¿Con qué tendencia interna del chavismo se identifica?

-Con la única que siempre me he identificado: soy de izquierda y, desde 1992, chavista hasta los tuétanos.

-¿A qué atribuye el crecimiento de la oposición?

-Es un crecimiento circunstancial y no sostenido que se puede atribuir al corto tiempo que transcurrió entre la muerte del presidente Chávez y las elecciones, así como a algunos errores en la estrategia de campaña del presidente Maduro.

-¿El de Maduro es un gobierno tan sólido como lo fue el de Chávez?

-El proyecto político sí, el gobierno está en proceso de consolidación.

-¿Puede el chavismo ser desalojado del poder por la vía electoral?

-Estamos en una democracia y si ocurriese ese desalojo sólo pudiese ser por la vía electoral. Sin embargo, hay a quienes no les resulta cómoda esta vía y siguen insistiendo en salidas inconstitucionales y antidemocráticas.

-¿Sacar a Mario Silva y a La Hojilla del aire fue una buena o mala decisión del gobierno?

-No la valoraría como algo bueno o malo sino como una decisión necesaria que responde a una visión estratégica que ha caracterizado al gobierno.

-¿Si el gobierno dialoga con el imperialista John Kerry y busca buenas relaciones con el gobierno norteamericano por qué no puede hacerlo con la oposición venezolana?

-En amplios sectores del liderazgo opositor abunda un infantilismo político que hace difícil comprender que hay un proyecto de país y un solo camino hacia el futuro. Sin embargo, te puedo asegurar que hay un sector que siempre ha dialogado y dialoga con el gobierno, aunque no todos esos acercamientos se han hecho públicos.

“El gobierno de Maduro estáen proceso de consolidación”
Por: Mario Villegas
mariovillegas100@gmail.com

Twitter: @mario_villegas