Publicado el 10 de jun de 2013 4:52 pm |

  comentarios

(Cumaná, 10 de junio – AVN).- La Gobernación de Sucre destinó 2 millones 500 mil bolívares para combatir en lo posible la presencia del lepidóptero Hylesia metabus, conocido popularmente como palometa peluda, en la zona de Paria del estado, informó este lunes el gobernador Luis Acuña.

En rueda de prensa, destacó que mantienen mecanismos de control para minimizar la reproducción de la mariposa, en sus diferentes fases (colección de huevo, larvas y pupas, para luego entrar en etapa de vuelo).

La palometa peluda es una diminuta mariposa nocturna cuyos pelos producen urticaria al entrar en contacto con la piel humana.

El gobernador explicó que hace dos meses realizaron aspersiones aéreas sobre 8 hectáreas de manglares. Actualmente, cuentan con hombres y mujeres adscritos a Malariología (contratados como eventuales) sobre cinco embarcaciones fumigando en los manglares donde se está reproduciendo la mariposa (en su fase larvaria).

Asimismo, dijo que cuentan con recursos “en el presupuesto asignado al estado por el Consejo Federal de Gobierno para comenzar un laboratorio en la zona de manglares, posiblemente en (el municipio) Cajigal o en Benítez, con el cual buscar fórmulas para el control biológico. Hay depredadores naturales de la mariposa que de alguna manera pueden ir mermando el nivel de crecimiento (del lepidóptero)”, indicó.

Dijo que están a la espera de un proyecto de laboratorio, aprovechando los recursos dispuestos para ello, a fin de comenzar con los trabajos de construcción y así tener procedimientos científicos que contribuyan a combatir la mariposa.

De igual forma, convocan a una reunión con titulares de los ministerios para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación y para la Salud, a fin de establecer un esquema para declarar la presencia de la palometa peluda como un problema de salud pública.

Recordó que recientemente sostuvieron una asamblea en Carúpano con representantes de Fundasalud, alcaldes del eje de Paria, consejo legislativo y personas que trabajan en el control de la mariposa en la búsqueda de mecanismos para acelerar procedimientos terrestres.

Acuña enfatizó que hicieron aportes para la colocación de las trampas de luz -que atraen a las mariposas- en la zona de manglares. De igual forma atienden a los ciudadanos con antihistamínicos (medicamentos), barrido en calles y lavado de las viviendas para que las pelusas de las mariposas desaparezcan.

“Es imposible erradicarla en su totalidad, lo que podemos es mantenerla a nivel de un control que no de problemas mayores en los pueblos. Estamos tratando de evitar la aparición masiva”, agregó el gobernador.

Las larvas del lepidóptero se reproducen en manglares localizados en el golfo de Paria (Sucre) y en los estados vecinos como Monagas y Delta Amacuro, en el oriente venezolano.

Las personas que tienen contacto con los pelos que desprende este insecto presentan lesiones cutáneas acompañadas por picazón intensa, conjuntivitis en algunos de los casos, trastornos respiratorios (raras veces), fiebre, dolor de cabeza y náuseas.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador