Publicado el 16 de jun de 2013 9:02 am |

  comentarios

Video: Globovisión, 16 de junio de 2013

(Caracas, 16 de junio. noticias24) - El cardenal Jorse Urosa Savino se refirió al encuentro que sostendrá el presidente Nicolás Maduro con el papa Francisco en el Vaticano. “Se trata de propiciar una convivencia política y social mucho más pacífica y fraterna que la que hemos tenido, pues estos meses han sido de mucha agitación y el país necesita serenidad”.

Vaticinó que el papa argentino le propondrá al presidente de Venezuela que promueva una convivencia social y política mucho más serena y democrática, a fin de evitar hechos violentos como los ocurridos en la Asamblea Nacional el pasado 30 de abril.

Asimismo, calificó el encuentro como “positivo”, al tiempo que recalcó que el sumo pontífice es un constructor de la paz, recordando la intervención del papa Juan Pablo II en la confrontación entre Estado Unidos e Irak.

Con respecto a las diferencias que ha tenido la Iglesia católica con el gobierno socialista de Hugo Chávez, Urosa Savino expresó: “Nosotros tenemos una responsabilidad con el pueblo de Venezuela, nos compete marcar los caminos para que haya una convivencia pacífica tanto del punto de vista político, social y económico. Hemos mantenido una actitud crítica y eso nos corresponde a nosotros porque tenemos que buscar lo que es mejor para el pueblo, y cuando vemos que hay una equivocación lo señalamos”.

En ese sentido, agregó que hubo una actitud muy dura y negativa del gobierno del presidente Chávez hacia la Iglesia y los obispos; sin embargo, la Conferencia Episcopal Venezolana tiene una misión de paz, por lo que su objetivo es hallar los caminos para el reencuentro de los ciudadanos.

“Ojalá que cuando regrese tenga un lenguaje mucho más calmado y democrático; y además reconozca la existencia e importancia de quienes conforman la oposición”

“Uno de los resultados de este encuentro entre Maduro y el Papa debe ser una mayor serenidad y ecuanimidad en el lenguaje del Presidente, pues es el gobierno el que marca el ritmo y el tono de la vida social y política. Ojalá que cuando regrese tenga un lenguaje mucho más calmado y democrático, y además reconozca la existencia e importancia de quienes conforman la oposición. El lenguaje es sumamente importante, porque hay una gran agitación política que debe aminorarse (…) La gente no puede estar viviendo en una perpetua zozobra, y esto debería ser uno de los primeros frutos del encuentro entre el Presidente y el santo padre”, explicó.

Para el cardenal es necesario un cambio en las medidas políticas, empezando por la producción nacional -la cual debe ser promovida, según dijo-, la restricción de dólares, la importación y el desabastecimiento; también destacó que el tema de la inseguridad debe ser atendido aplicando una serie de políticas globales para que el país pueda vivir en paz.

En ese orden de ideas, sumó el tema de los presos políticos, en especial el caso de Víctor Manuel García, quien fue detenido el 1º de marzo y está detenido en Yare, acusado por el presunto delito de rebelión civil, crimen que fue “arropado por la ley de amnistía. Me parece injusto que esté preso y si va a ser juzgado debería serlo en libertad”.

“Hay muchas cosas que hay que resolver de manera que el país funcione con suavidad y que haya libertad de expresión plena, pues está muy condicionada”, zanjó.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador