Publicado el 17 de jun de 2013 6:47 am |

  comentarios

Foto: Gregorio Terán / AVN

(Caracas, 17 de junio. Noticias24) – La Asamblea Nacional (AN) discutirá este martes la Ley de Protección, Promoción y Apoyo de la Lactancia Materna, la cual tendrá entre sus objetivos condicionar a las madres a amamantar.

Tal y como lo reseña el diario La Verdad la normativa prohibirá el uso de teteros y fórmulas lácteas en centros de salud públicos y privador, detallando que quienes no cumplan la legalidad pueden ser sancionados con hasta tres mil Unidades Tributarias.

A continuación el artículo completo de La Verdad:

La idea es obligar a las madres a amamantar. La forma, según el Gobierno nacional, es prohibir y sancionar el uso de fórmulas lácteas y biberones en todos los centros de salud públicos y privados en niños menores de seis meses. La reacción inmediata es la controversia y confusión.

El anuncio de la diputada oficialista Odalis Mozón sobre la discusión que sostendrá mañana la Asamblea Nacional sobre la reforma de la Ley de Protección, Promoción, y Apoyo a la Lactancia Materna existente desde 2007, se basa en evitar la difusión de publicidad que incentive el uso de fórmulas alimenticias en recién nacidos.

El especialista Giovanny Damas, jefe del servicio de Pediatría del Hospital Materno Infantil del Este, explicó que la prohibición de los teteros se aplicaría sólo en centros de salud públicos y privados y no en la población en general. Se exceptuarían, casos especiales, tales como madres con mastitis o cáncer quienes no podrían amamantar al niño.

Sanciones

La ley sanciona con Unidades Tributarias (UT) la entrega gratuita de este tipo de artículos y muestras promocionales, y la promoción del tetero y el de alimentos tipo fórmula para bebés, una de las novedades que discutirán los diputados.

En el artículo 10, por ejemplo, destaca la prohibición de suministrar solución glucosada a los neonatos así como otorgar bebidas distintas a la leche materna a menores de seis meses, salvo indicación médica. En caso de violación la sanciones sería de entre 20 y 100 UT así como la suspensión provisional del ejercicio de la profesión hasta 120 días continuos.

Hasta tres mil UT podría alcanzar la sanción en caso de que el hospital acepte trámites por parte de fabricantes para la recepción de muestras de fórmulas. La medida es rechazada por especialistas quienes consideran que la lactancia materna debe promoverse y no obligarse.

Por Luzmila Mejía Smith
Diario La Verdad