Publicado el 17 de jun de 2013 12:15 pm |

  comentarios

Foto: Nota de prensa

(Caracas, 17 de junio. Nota de prensa) – Un hecho histórico se produjo esto domingo 16 de junio en España, en la localidad manchega de Camuñas. Sus “Pecados y Danzantes” de la Hermandad del Santísimo Sacramento, tradición cultural centenaria, acogieron a representantes de las cofradías de Diablos Danzantes de Corpus Christi de Venezuela, declarados por la Unesco el pasado 6 de diciembre Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La delegación venezolana, integrada por los Diablos Danzantes; el presidente de la Fundación Centro de la Diversidad Cultural en Venezuela, Benito Irady, y la Agregada Cultural de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en España, Heidi Rusell, fue recibida por la alcaldesa de Camuñas, María Cano; alcaldes de municipios cercanos; el presidente de la Hermandad del Santísimo Sacramento de Camuñas Gabriel Romero, y numerosos camuñenses curiosos ante el acontecimiento.

El fraternal encuentro permitió a “Danzantes y Pecados” y “Diablos Danzantes”, reconocerse en lo común de su tradición.

Esta visita cristaliza el esfuerzo que desde la Embajada de Venezuela en España se ha adelantado en aras de favorecer el reconocimiento de los vínculos culturales que unen a los pueblos españoles y venezolanos, labor que recibirá un gran impulso con el recién inaugurado Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela en España, ubicado en la ciudad de Madrid.

El fraternal encuentro permitió a “Danzantes y Pecados” y “Diablos Danzantes”, reconocerse en lo común de su tradición, en la herencia compartida y en las particularidades diferenciadoras que caracterizan esta expresión cultural en un país y en otro.

“Hay infinidad de cosas que nos unen… Hay similitudes muy grandes, y a medida que vamos intercambiando más conocimientos, más nos vamos uniendo en estas similitudes y en la raíz común que tenemos”, comentó Romero al término del coloquio.

Ataviados con sus coloridos trajes de Diablo, máscaras y sus “mandadores”, los representantes de las 10 cofradías de Venezuela (de un total de 11), expusieron ante el auditorio las características de los Diablos de cada una de las regiones del país en las que pervive esta expresión devocional, y expresaron igualmente su emoción por tener la oportunidad de encontrarse con el origen de una tradición ancestral de gran arraigo popular en Venezuela.

“Nosotros teníamos necesidad de venir a donde nosotros consideramos que fue el origen, estamos acá, y agradecemos mucho todo lo que nos han brindado”, apuntó Julián Lugo, de la cofradía de Patanemo. Por su parte, Luis Cabrera, de los Diablos Danzantes de Tinaquillo, añadió “me siento en verdad emocionado y complacido. Emocionado porque lo que me contaban, que en España habían Diablos parecidos a los de Tinaquillo, estoy comprobando que es cierto; satisfecho porque esa visión, ese sueño, se ha cumplido”.

Irady finalizó el coloquio afirmando que “ha sido una comunión entre Camuñas y Venezuela, a partir de ese hecho grandioso para todos nosotros que es el Santísimo día de Corpus Christi, que cada noveno jueves después del Jueves Santo, celebramos aquí y celebramos allá”.

Tras el coloquio, jóvenes aprendices de Pecados y Danzantes de Camuñas hicieron una pequeña exhibición de sus músicas y danzas ante todos los asistentes. El encuentro contó además con una comida con la gente del pueblo, cuyo menú se inspiró en el Quijote, y con las actuaciones musicales venezolanas a cargo del bandolerista Ismael Querales, el cuatrista Luis Pino, y la voz de Elena Gil.

Como colofón, los Diablos Danzantes de Corpus Christi de Venezuela y el resto de la delegación, recorrieron de la mano de los camuñenses, las calles del pueblo, las mismas que durante siglos han visto como generación tras generación la tradición de Corpus Christi se mantiene viva.

Nota de prensa Embajada venezolana en España.

Foto: Nota de prensa
Foto: Nota de prensa
Foto: Nota de prensa

Venezuela » en esta sección

buscador