Publicado el 22 de jun de 2013 7:26 pm |

  comentarios

Video: VTV, 22 de junio del 2013

(Caracas, 22 de junio – Noticias24).- El presidente del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios (Indepabis) , Eduardo Samán, aseveró que desde el organismo que él representa se está luchando “contra la especulación, el acaparamiento y la corrupción funcionarial y la empresarial”.

Detalló que el presidente Maduro giró una orden “con siete medidas que el martes vamos a arrancar de lleno en su cumplimiento. En este momento estamos reunidos con todos los coordinadores regionales en un taller sobre los lineamientos. El día martes empezamos con la tarea de la fiscalización de las inspecciones”.

“Los funcionarios corruptos existen porque hay quien los corrompen, que también son corruptos”, dijo durante una entrevista concedida a Venezolana de Televisión.

Por otra parte, indicó que todos los productos que se venden en el país deben tener el precio impreso “sean los productos de primera necesidad o los que no son de primera necesidad”.

Sumó que los productos regulados “deben venir con su precio y los que no, deben tener el producto impreso en su cuerpo, eso debe hacerlo el que los vende. Tiene que imprimirlos, no es que va a empezar a venderlos y luego el mismo lote le sube el precio”.

El presidente de Indepabis aseguró que “todo lo que es el componente de la inflación por especulación lo vamos a llevar a cero con una serie de medidas que nos ordenó el presidente Nicolás Maduro. Le vamos a poner un freno a esta locura que tiene un componente de arremetida contra el proceso revolucionario, es una manera de crear descontento en la población”.

Hemos detectado trampas

Samán comentó que la segunda orden de Maduro es hacer cumplir la ley de ilícitos cambiarios que establece que los comerciantes deben identificar aquellos productos que compran con los dólares de Cadivi.

En este sentido, destacó que han detectado dos modalidades de trampas por parte de una parte del sector empresarial: “Unos empresarios que compran bienes con sobrefacturación, como por ejemplo medicamentos. Un medicamento que puede costar cinco dólares, ellos los facturan a 50 dólares. Cadivi les da 50 dólares, ellos lo que hacen es pagar cinco dólares y hay un diferencial cambiario que es de 45 dólares que ellos colocan en el mercado ilegal y es lo que alimenta el mercado ilegal”.

La otra son productos que ellos lo sobrefacturan “pero no de manera tan grosera porque estos primeros que sobrefacturan luego cuando viene al mercado nacional tienen que venderlo aparentemente por debajo del costo porque los compran tan caro que no es posible venderlos aun con ese precio caro, entonces lo venden a pérdida y como lo venden a perdida tampoco declaran impuestos, no pagan el impuesto porque están declarando pérdida”, explicó.

Adicionó que “la segunda trampa son productos que se adquieren a 6, 30 dólares con una ligera sobrefacturación pero, que después son puestos en el mercado a un precio calculando el dólar al mercado ilegal y cada vez que sube el dólar ilegal suben los precios”.

Samán añadió que las modalidades detalladas anteriormente “las están haciendo muchas empresas y estamos iniciando las investigaciones. Como se llevaron funcionarios esposados, pueden salir empresarios ladrones”.

Sin embargo, aclaró que en el país todavía “hay gente honesta, y el trabajo de nosotros es diferenciar quien es corrupto y quien es decente. La mayoría de estos empresarios son financistas de la oposición y vamos a demostrar el vínculo”.

Alegó que en el Indepabis “están lloviendo las denuncias, las tenemos por toneladas”.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador