Publicado el 24 de jun de 2013 3:17 am |

  comentarios

Foto: Georg Wessels

(Caracas, 24 junio. Noticias24) - Luego de que el zapatero alemán Georg Wessels supiera de la existencia de Jeison Rodríguez, un joven que con 17 años mide 2,20 metros y calza 66 quien no tenía calzados adecuados, hizo que Wessels viajara hasta la ciudad de Caracas para regalarle tres pares de zapatos que diseñó especialmente para él.

El crecimiento de Jeison Rodríguez fue normal hasta los 13 años, cuando un desorden en la glándula pituitaria alteró su desarrollo. Desde entonces, todo queda pequeño para Rodríguez, incluyendo su casa que se encuentra ubicada en una localidad venezolana de Aragua, en Maracay. Casi todo era diseñado para él; la cama, la silla, la mesa, la puerta… Pero algo muy particular, aún no contaba con pares de zapatos que le permitieran calzar sus pies.

“La zapatería Wessels fabricó tres pares: unas sandalias, unos zapatos de vestir y unas zapatillas”.

Este joven afirma querer estudiar repostería y, a pesar de su condición son pocas las limitaciones que tiene como por ejemplo correr y levantar peso, de resto aseguró llevar una vida normal y sin complejos.

Una prima de Jeison que vive en Alemania supo de la gravedad por la cual pasaba él, lo que recordó la existencia de una zapatería ubicada en la localidad de Vreden, en Renania del Norte-Westfalia, a lo mejor ésta le podría ofrecer alguna solución. Desde el momento la familia del joven con los pies más grandes del mundo logró contactar a Georg Wessels, dueño de la fábrica de zapatos Wessels, que se especializa en la confección de calzado para gente enorme.

Para empezar el proceso de diseño de los zapatos, Wessels pidió a la familia del joven una impresión del tamaño de sus pies, la cual fueron llevadas a Alemania en valija diplomática, para que llegaran rápidamente a la fábrica.

Para el 9 de mayo del presente año, Wessels viajó personalmente hasta Caracas, donde se reunió con la encargada del Departamento de Economía de la embajada de Alemania en Venezuela, Heike Thiele. Ambos partieron a Maracay, donde se encontraron con Jeison para hacerle entrega de los zapatos que marcarían otra forma de caminar de este joven.

La presencia de Wessels en Maracay se convirtió en un acontecimiento para la localidad. El zapatero bromea diciendo que le prepararon una “pequeña recepción de Estado”.

La conmoción por parte de Jeison y su familia se muestra en la localidad al recibir en manos de distinguido zapatero alemán y Heike Thiele, de la embajada alemana en Venezuela.

Foto: Georg Wessels

Con información de DW.DE

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador