Publicado el 26 de jun de 2013 8:30 pm |

  comentarios

Foto: AP. ARCHIVO

(Caracas, 29 de junio, Noticias24).- La inseguridad es un problema que en los últimos años se ha convertido en uno de los principales flagelos del venezolano, secuestros, robos y asesinatos parecen estar a la orden del día. El cuerpo diplomático ha sido también uno de los blancos del crimen. Ante este hecho resulta coherente preguntarse: ¿Es un trabajo de riesgo ser funcionario diplomático en Venezuela?.

Tan solo en el año 2012, ocurrieron varios incidentes a representantes internacionales en el país, el caso que resultó ser más sonado en ese año fue precisamente el secuestro al embajador de México para ese momento, Carlos Pujalte Piñeiro, quien fue secuestrado en Caracas cuando se encontraba en su vehículo con su esposa.

Afortunadamente el caso no pasó a mayores y el diplomático y su esposa fueron liberados sin daños a las pocas horas. Sin embargo, el cónsul chileno, Juan Carlos Fernández sí resultó herido al ser secuestrado y la embajada de ese país aseguró que “informamos prontamente de este hecho delictivo a la Cancillería venezolana, manifestando la preocupación del Gobierno de Chile por este violento incidente, y ha solicitado el completo esclarecimiento del hecho, junto con la debida sanción a los responsables”.

A estos sucesos, se suma lo ocurrido recientemente a dos funcionarios de la embajada de Estado Unidos, quienes resultaron heridos cuando salían de un local nocturno en un centro comercial capitalino, el pasado 28 de mayo. En esa oportunidad, uno de los heridos fue intervenido, debido a que fue impactado en el abdomen y la pierna izquierda; la otra persona también recibió un tiro en el abdomen pero no comprometió ningún órgano vital.

Embajada de Noruega cesa funciones en Venezuela por la inseguridad

Ante esta situación, la embajada de Noruega en Venezuela anunció el año pasado que para junio de este año abandonaría el país. El pronunciamiento lo realizó el propio embajador de esta nación, Lars Vaagen quien expresó en una entrevista con AP que “se acordó cerrar la embajada en Caracas a partir del próximo año por la situación de seguridad en el país”.

Consideramos que la situación de seguridad es más y más difícil”, afirmó el diplomático al explicar las motivaciones de la drástica medida de cierre”, explicó.

La nueva sede diplomática que se establecerá en Bogotá, atenderá los asuntos consulares de los noruegos que se encuentren en el resto de los países andinos o en el Caribe.

Ante esta decisión, resulta lógico cuestionarse si otras representaciones internacionales decidirán abandonar el país para evitar el tema de la inseguridad.

Ante la inseguridad la prevención es primordial

Una fuente diplomática que prefirió no ser revelada, dijo a Noticias24 que si bien es cierto que “el país no vive situaciones de guerra como Afgasnitán o el Medio Oriente en general, es notorio el riesgo que sufrimos no solo nosotros como funcionarios, sino todos los ciudadanos”.

Ante esta afirmación, el diplomático enumeró una serie de medidas que han venido adoptando de manera general y casi restrictiva todas las embajadas y consulados del país.

Entre ellas se encuentran:

-El uso de vehículo blindados y con dispositivos GPS.

- Zonas de seguridad: el diplomático detalló que “hay ciertas zonas prohibidas y de riesgo tales como el 23 de enero, Petare y zonas fuera de los municipios Chacao, Baruta y El Hatillo, especialmente si es de noche”.

- Si van a abandonar sus casas de noche, deben hacerlo siempre en su vehículo asignado, así sea para ir a la esquina de su vivienda.

- Tras lo sucedido a los dos funcionarios de la embajada de EE UU, el centro comercial Bello Campo se ha convertido también en una zona de riesgo y por tanto prohibida para esta clase de funcionarios.

- Cuando hay eventos especiales en el país tales como elecciones o por ejemplo la muerte del presdiente Chávez “tenemos prohibido dejar la ciudad, no podemos ir a sitios como la Guaira ni las afueras de Caracas“, dijo.

- Otras embajadas exigen a sus diplomáticos reportar siempre hacia donde se dirigen y con quién.

Cifras de inseguridad extraoficiales

La organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) ha señalado que durante 2011 fueron asesinadas 19.336 personas, lo que representó un aumento de 10% respecto del año anterior.

Entre 1998 y 2010 la tasa de homicidios casi se triplicó, al pasar de 19 a 57 homicidios por cada 100.000 habitantes, según cálculos del OVV. Aunque el Gobierno siempre ha desestimado los cálculos de esta ONG, más recientemente ha lanzado el Plan “Patria Segura”, de la mano del Ministerio de Interior Justicia y Paz para intentar subsanar esta problemática, reconociendo su existencia.

A pesar de estas medidas, nuestra fuente reveló que “estamos tan en riesgo como cualquier otro ciudadano, sin embargo creo que progresivamente los delincuentes se han dado cuenta de que no somos un blanco rentable, pues saben que no tenemos dinero en el país, sino fuera. Yo creo que la situación de inseguridad en Venezuela es mejorable, pero radica en un problema político y cultural”.

Por: Noris Argotte Soto/ Departamento de Investigación/ Noticias24