Universitarios y sectores políticos encienden Twitter con numerosas invitaciones a marchar