Publicado el 02 de jul de 2013 5:58 pm |

  comentarios

Foto: archivo/ Noticias24

(Caracas 01 de julio – Noticias24) Ni los países más desarrollados, con mejores equipos de seguridad y alta tecnología se han salvado de la filtración de la información. Casos muy sonados como el de Julian Assange, Edward Snowden y hasta en Venezuela con la difusión de una supuesta grabación de Mario Silva son algunos de los que han retumbado en todo el mundo.

La vulnerabilidad de un país entera aflora cuando sucede un escándalo por casos de filtración de la información. Al momento que se revela una documentación confidencial surge la duda ¿información verdadera o falsa?, sin duda un escándalo que podría hasta ocasionar una polémica internacional.

Uno de los casos más sonados en los últimos años fue el de Julian Assange, el fundador de Wikileaks, quien reveló documentos e información secreta de Estados Unidos. Con sus primeras filtraciones, sobre la guerra en Iraq y Afganistán, despertó suspicacias, luego difundió miles de notas confidenciales sobre episodios diplomáticos, así como revelaciones sobre líderes mundiales, los cuáles hicieron temblar las relaciones entre los países. A través del sitio web Wikileaks, publicó informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de interés público, preservando el anonimato de sus fuentes.

Foto: EFE/Archivo

En exclusiva para Noticias24, el abogado especialista en Derecho Internacional Hector Faúnde conversó sobre estos casos que hoy en día están en la palestra por la difusión de la información. Las problemáticas que implica estas revelaciones y las leyes y convenios que se deben ejecutar a la hora de un escándalo.

Cuando Assange decidió sacar a la luz pública por primera vez en 2010, las consecuencia llegaron a nivel internacional. Países como Suecia, Inglaterra, Ecuador y Estados Unidos estaban involucrados en el caso de Wikileaks. Mientras que Suecia quería su extradición a ese país por involucrar al hombre también en un escándalo sexual, el revelador de la información se refugió en la embajada de Ecuador en Inglaterra donde pidió asilo cuando Estados Unidos lo pedía por el caso de Wikileaks.

Hoy un escándalo similar está de manifiesto en el ámbito internacional. La difusión de información por parte de Edward Snowden ha hecho recordar el caso de Assange, quien ha mantenido contacto con Snowden y el que según periódicos internacionales sabe los pasos que ha dado Snowden para huir de la justicia estadounidense.

Foto: archivo/ EFE

Edward Snowden, exconsultor de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos reveló programas secretos de espionaje en el área de las comunicaciones provocando una serie de controversias entre Washington y Europa sobre el papel de los servicios de inteligencia norteamericanos.

Faúnde explicó que los problemas diplomáticos que genera el espionaje de Estados Unidos a los países de la Unión Europea y América Latina viola los convenios entre estos países como por ejemplo: la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas permite que los agentes diplomáticos puedan recolectar información del Estado donde se encuentre. “Es cierto que todos los Estados pueden recoger información que esté al acceso público, pero otra cosa es realizar prácticas de espionaje”.

El escándalo comenzó cuando un diario británico publicó la existencia de una orden judicial secreta que obligaba al operador estadounidense Verizon entregar diariamente a la NSA todos los “metadatos” telefónicos de sus abonados (números a los que llamaron, duración de la conversación) entre abril y julio. Las revelaciones de Snowden demostraron que la sede de la Unión Europea en Bruselas, Francia, Italia, Grecia y México formaban parte de los 38 objetivo de espionaje definidos por la National Security Agency.

Con la importante revelación de Snowden queda en evidencia los espionajes que realiza día a día Estados Unidos hacia otros países. Según la información revelada, la NSA hacía un pirateo de materiales electrónicos, filtraban cables de comunicaciones, tenían red de antenas de control, un programa que monitoreaba google, youtube, facebook, Microsoft, etc.

La sede de la Unión Europea en Bruselas, Francia, Italia, Grecia y México formaban parte de los 38 objetivo de espionaje

En estos escándalos por filtración de la información, el abogado aseguró que existen dos vertientes los cuáles hay que tomar en cuenta: en primer lugar el tema diplomático, los posibles escenarios que se pueden plantear entre los países involucrados y las relaciones. En segundo lugar, pero el más importante a su juicio, es el tema de la injerencia de un país extranjero en la vida privada de una persona que no se encuentra en el territorio estadounidense.

Según Faúnde “Microsoft pidió información de más de 50 mil usuarios por ejemplo, en este caso no se trata de buscar información que puede ocurrir en el ámbito diplomático, sino que se trata de espiar a personas o de interferir en la vida privada de las personas. Esto plantea dos problemas, desde el punto de vista del derecho constitucional de los Estados Unidos, una de las primeras enmiendas de la Constitución de Estados Unidos consagra precisamente el derecho a la intimidad, por lo tanto protege a los estadounidenses y en consecuencia hay una violación de la Constitución”.

Sin embargo, de acuerdo a los datos publicados por medio de Snowden, Faúnde aseguró que “el problema es que aquí gran parte de esas escuchas telefónicas, intersecciones de las comunicaciones no ha tenido como objeto ciudadanos estadounidenses ni se ha realizado en el territorio de ese país, sino fuera de ella. En este sentido lo que se tiene que tener en cuenta son los Convenios Internacionales suscritos por Estados Unidos, el Pacto Internacional de derechos Civiles y Políticos y el Derecho de Libertad a la Intimidad que estaría siendo invadido por una potencia extranjera”.

“El problema más serio es la injerencia de la vida privada de la persona, sin ningún tipo de garantía judicial, sin ningún tipo de control parlamentario, sin ningún tipo de control democrático eso es lo que molesta viniendo de los Estados Unidos”.

“El problema más serio no es la parte diplomática, sino la injerencia de la vida privada de la persona”

En cuanto al tema diplomático, el especialista explicó que “se trata de una controversia política más que judicial, esto podría llevar en caso extremo a una ruptura en las relaciones diplomáticas, bajar el nivel de las relaciones diplomáticas, lo cual a su juicio no cree que ocurra, o una nota de protesta”. De hecho, la Unión Europea ha hecho una solicitud a Estados Unidos para que ofrezca una explicación.

El pasado 30 de junio la Comisión Europea aseguró que está estudiando el supuesto espionaje por parte de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos de las computadoras de las representaciones comunitarias en Washington.

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, se declaró “profundamente preocupado y sorprendido”. Al respecto, exigió a Estados Unidos que aclare lo ocurrido. Por medio de un comunicado el socialista recalcó que “si las acusaciones resultan ser verdad, sería un asunto muy grave que tendrá un serio impacto en las relaciones UE-EEUU”.

Definitivamente al revelarse este tipo de información las consecuencias fueron inmediatas, Snowden pidió asilo a Ecuador, tal y como hizo Assange en su momento y al que le fue otorgado la petición en el año 2012. El tema de la filtración de la información ha tomado auge con estos dos casos, mientras que los roces entre los países involucrados aumenta.

Venezuela ha vivido casos de filtración de la información

El pasado 20 de mayo, Venezuela también vivió un escándalo por filtrarse la información al famoso conductor del programa La Hojilla Mario Silva. El diputado Ismael García presentó una conversación con una duración de 50 minutos aproximadamente, en la que se escucha a Mario Silva y Aramis Palacios, alto funcionario militar de Cuba y del G2 cubano. La grabación data de “poco después de las elecciones del 14 de abril”.

Al respecto, Faúnde explicó que en Venezuela hay una ley sobre la privacidad de información telefónica y en las comunicaciones. “Esa ley ha sido ignorada por el actual gobierno, por la Fiscalía General de la República y por los tribunales, eso es lo que ocurre sistemáticamente en Venezuela”.

En este sentido, el abogado aseguró que en el caso de la grabación de Mario Silva obviamente es probable que exista un delito y que probablemente esa grabación se realizó sin el consentimiento de alguna de las partes o de ambas partes. “Como la fiscalía General de República ignora la vigencia la ley sobre privacidad de las comunicaciones esto no ha sido investigado. Pero no es nada más investigar si se comete un delito por grabar dicha conversación, sino de investigar los hechos de la narración que construyen un delito. Ahí hay una serie de delitos que surgen de esa conversación”.


Por: Ana Mercedes Pérez / Departamento de Investigación /Noticias24

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador