Publicado el 02 de jul de 2013 5:40 pm |

  comentarios

(Caracas, 02 de Julio. AVN) .- Este martes durante una sesión solemne en el estado Trujillo, el gobernador de esa entidad, Henry Rangel Silva, celebró junto a consejos comunales, campesinos y autoridades locales, el bicentenario de la Batalla de Niquitao, en la que el Libertador Simón Bolívar junto a líderes revolucionarios, libraron obstáculos y derrotaron a tropas realistas que acabaron con la primera República, en 1813.

En el acto, transmitido en un contacto informativo por Venezolana de Televisión (VTV), Rangel Silva recordó que fue el líder de la revolución bolivariana, Hugo Chávez, quien mostró al pueblo venezolano la importancia de valorar la historia, construirla y sentirse orgulloso por ella.

“Este es un monumento a la valentía, la patria y la historia”

“Hoy, a la altura de Niquitao, extrañamos profundamente al comandante de la Revolución, quien siempre revivió orgullosamente la historia venezolana. Su espíritu está con nosotros en la celebración de esta importante batalla, en el marco del desarrollo de la Campaña Admirable”, expresó.

Con relación al monumento a la batalla de Niquitao, levantado en Trujillo y dedicado a los héroes caídos en combate, el gobernador destacó: “Este es un monumento a la valentía, la patria y la historia. Es muestra de la férrea voluntad de lucha que nos debe acompañar”, resaltó.

En el monumento de la batalla de Niquitao, en el municipio de Boconó, estado Trujillo, decimos presente en la historia en nombre del comandante de la Revolución, y en nombre del presidente constitucional de la República, Nicolás Maduro Moros”, finalizó.

Venezuela » en esta sección

buscador