La polémica de la película venezolana “Esclavo de Dios”: podría ser retirada de la cartelera por “boicot” (+fotos y video)

Foto: Facebook

(Caracas, 04 de julio. Noticias24) El filme “Esclavo de Dios”, a pesar de ser un trabajo aprobado por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) -un ente adscrito al Gobierno- se encuentra inmerso en una polemica gubernamental luego de que sus productores denunciaran que por supuestas órdenes del organismo se “obligara” a los distribuidores a proyectar un cortometraje antisemita y a favor del pueblo palestino antes de la proyección de su película.

Video: Youtube

“Esclavo de Dios” es una película del cineasta venezolano Joel Novoa Schneider y fue estrenada el pasado 28 de junio. El filme está inspirado en el atentado perpetrado en 1994 contra la Asociación Mutual Israelita de Argentina (AMIA), en el que murieron 85 personas a manos de grupos extremistas. Según el autor, el filme cuenta la historia de dos personajes, uno de ellos miembro de una célula terrorista islámica y el otro adscrito al Mossad.

La controversia con respecto al filme comenzó con la proyección del trailer. Luego de darse a conocer, las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar. Distintas personas calificaron el filme de prosionista e inclusive se llegó a decir que había sido financiada por el servicio de inteligencia de Israel (Mossad).

Ante tales acusaciones, Joel Novoa Schneider aseguró que la cinta es una coproducción entre el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC), de Venezuela; el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisual (Incaa), de Argentina; el Instituto del Cine y el Audiovisual del Uruguay (ICAU) e Ibermedia, de España, con una participación minoritaria de Rubén Hornillo, un productor radicado en Los Ángeles, Estados Unidos.

Aunque quedó aclarado quienes fueron los entes que financiaron el trabajo cinematográfico, los comentarios a favor y en contra sobre su contenido no han parado. Uno de los mensajes que desató la polémica discusión sobre la visión de la película fue un tuit publicado por William Castillo, presidente de Tves. Castillo acusó a la película de ser “propaganda israelí y antivenezolana”, y a través del mensaje hizo un llamado a Juan Carlos Lossada, presidente del CNAC, a revisar el filme.

Novoa defendió su trabajo diciendo: “¿Que si es propaganda Israelí? Absolutamente no. Primero que nada, es una película, y como cineasta responsable, es simplemente una visión objetiva de un conflicto que trajo más de 85 víctimas y repercusiones hacia varios sectores. “Esclavo de Dios” muestra una realidad que ocurrió y personajes que salen de esa realidad. Es muy fácil descalificar una producción de esta forma sin haberla visto. Los invito a no criticar hasta sentarse en la sala a verla sin prejuicios”.

Sin embargo, a pesar de todo esto, recientemente la producción de “Esclavo de Dios” denunció a través de un comunicado que el gobierno pretende boicotear la película confundiendo a la audiencia con la proyección de un documental previo.

Tras esta situación, Novoa expresó que “es un irrespeto al público, confundirlo con un documental sesgado, si ésto continúa estamos considerando el retiro de la película de cartelera , a pesar de la excelente respuesta del público”.

Asimismo, luego de un cuestionamiento de un usuario en Twitter, el director aseguró que no tiene ningún problema con la proyección del cortometraje, sino con el hecho de que no se aclara que se trata de un documental previo que no forma parte de la película, lo cual a su parecer confunde al espectador.

Novoa también indicó a través de su cuenta en Twitter que aún no habían recibido respuestas por parte del CNAC y que el día de hoy tomarían decisiones en cuanto al caso.

El director ha aclarado que en ningún momento la película busca una división y que es un trabajo que invita a los espectadores a ponerse en los zapatos de quien piensa distinto.

“Es una película que fomenta la unión de los pueblos, pero, evidentemente, para llegar a eso, en 90 minutos, hay que mostrar el lado negativo de ambas partes para llegar a una conclusión justa”, dijo.


Escrito por: Noleidy Manvel / Noticias24

A continuación el comunicado completo emitido por la producción del filme:

Estos días, hemos sido insistentemente atacados en twitter y facebook en relación a nuestra película, por grupos con características fanáticas e intolerantes, que han manifestado repudio a nuestro trabajo cinematográfico, sin haber siquiera visto la película, tildándola de parcializada.

ESCLAVO DE DIOS es una producción nacional, aprobada por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) y seleccionada por una Comisión de Estudios de especialistas de nuestro País.

ESCLAVO DE DIOS es una llamado a la tolerancia y al encuentro de los pueblos, a través de una historia inspirada en hechos reales.

No obstante , dos días antes de nuestro estreno nacional, hemos sido sorprendidos con una orden emitida por el CNAC al distribuidor CINES UNIDOS de manera telefónica, con carácter obligatorio, de proyectar delante de nuestra película un cortometraje documental con la temática de defensa y apoyo al pueblo palestino de manera sesgada. El documental toma clara posición parcializada sobre el tema del Medio Oriente y confunde al espectador al no aclarar que se trata de un cortometraje previo a la película. Nunca recibimos una notificación oficial por parte del C.N.A.C en referencia a éste hecho, ni fuimos consultados sobre la pertinencia de agregar éste cortometraje antes de nuestra película.

El día de ayer (domingo 30), pudimos observar dicho cortometraje en uno de los cines donde se proyecta ESCLAVO DE DIOS, y nos encontramos que muchos espectadores se levantaron de sus butacas para dejar el cine durante el DOCUMENTAL PREVIO mencionado, pensando que eso era la película, debido a cierta similitud temática.

Queremos dejar claro que estamos absolutamente de acuerdo en presentar cortometrajes nacionales delante de las películas, pero en este caso, se trata de una manipulación con la instrucción especifica: deben colocarse 25 cortos, frente a la película ESCLAVO DE DIOS obligatoriamente, en todas sus copias.

Entendemos que esto es una forma de IMPOSICIÓN INCONSULTA y un intento de parcializar previamente una audiencia, frente a nuestra película, que intenta justamente dar una visión objetiva y contraria a la visión esquemática, de parcialización y enfrentamiento.

El equipo de producción de “Esclavo de Dios”
Arlequin Films

Foto: Twitter
Foto: Facebook
Foto: Facebook
Foto: Facebook