Publicado el 08 de jul de 2013 11:28 am |

  comentarios

(Caracas, 08 de julio. Nota de prensa) Ante la solicitud de enjuiciamiento presentada por el Ministerio Público, fue condenado un comerciante portugués a pagar 35 unidades tributarias, equivalente a 3 mil 745 bolívares, quien admitió poseer varias máquinas de envite y azar sin contar con la permisología legal, en un restaurante, ubicado en la parroquia Sucre del municipio Libertador.

La irregularidad fue detectada el 18 de mayo de 2012, por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quienes además se percataron que el hombre tenía vencido el permiso para el expendio de bebidas alcohólicas.

En el inicio del juicio, el fiscal municipal auxiliar tercero del Área Metropolitana de Caracas (AMC) ratificó la solicitud de enjuiciamiento contra el implicado por la comisión de las siguientes faltas: omisión de permisos para negocios en concurso con juegos de envite y azar, previstas y sancionadas en el artículos 498 y 530 del Código Penal.

Luego de la admisión de los hechos por parte del comerciante, el Tribunal 9º de Juicio del AMC le impuso al comerciante a pagar el monto antes señalado.

El citado día, aproximadamente a las 9 de la noche, funcionarios de la PNB realizaban labores de patrullaje por el referido lugar cuando se percataron que un grupo de personas ingerían bebidas alcohólicas afuera del local comercial del hombre.

En ese sentido, los efectivos policiales se acercaron al establecimiento a conversar con el dueño y solicitarle los permisos correspondientes para la venta de alcohol, los cuales presentó vencidos.

Adicionalmente, los funcionarios se dieron cuenta que dentro del local había varias máquinas de envite y azar, lo cual está prohibido.

Inmediatamente, el Ministerio Público inició la investigación correspondiente que culminó con la condena del citado comerciante.

Nota de prensa Ministerio Público.