Publicado el 13 de jul de 2013 11:28 am |

  comentarios

Foto: Cortesía de Se Habla Guaro

(Caracas, 13 de julio. Nota de Prensa) – El secretario ejecutivo de la Unidad en Lara, Macario González aseguró que pese a los atropellos que ha vivido Barquisimeto en los últimos días por parte del Gobierno, esta ciudad sigue resistiéndose al diálogo entre los diversos actores y el trabajo mancomunado para la resolución de los problemas del país.

“La acción de tomar a la fuerza y militarmente las instalaciones de la Flor de Venezuela, bajo la figura de Patrimonio Cultural no generó sorpresas, pues bajo una dinámica similar fue tomado en febrero de 2012 el Museo de Barquisimeto, cuyo funcionamiento se encontraba bajo la rectoría de Gobernación, Alcaldías y Sociedad Civil. No importó en este caso que fuera la Sociedad Civil quien levantara un museo y una gestión cultural de alto nivel, dentro una infraestructura en ruinas que esperaba ser demolida”, señaló.

“¿Por qué los ministerios de Turismo y Cultura no aprobaron proyectos de mejoras en las instalaciones?”

González indicó que igual historia tuvo que vivir la Casa de la Cultura de Tintorero, sede de la Feria Internacional de Artesanía más grande del país, que estaba en manos de la gobernación del Estado Lara, y en agosto de 2012 fue objeto de expropiación y a diferencia de los dos casos anteriores no se dieron explicaciones.

“Los motivos que dio el Ejecutivo Nacional para ambas tomas (o expropiaciones), fue el estado de abandono tanto del Museo de Barquisimeto como de la Flor de Venezuela, pero si ese era el caso, ¿por qué no se instalaron mesas de trabajo entre las distintas instancias de gobierno para abordar la problemática? ¿Por qué los ministerios de Turismo y Cultura no aprobaron proyectos de mejoras en las instalaciones? Sencillamente no existe capacidad de diálogo, cuando lo que impera es el criterio político y la promesa de castigo, para quienes no se encuentren alineados en la lógica revolucionaria”, sentenció el representante de la Unidad.

Sobre esto, González señaló que el Museo de Barquisimeto y la Flor de Venezuela operan bajo una formula administrativa irregular, pues sus “tomas” no están amparadas por la regularidad de los procedimientos de rigor. Son instituciones ahora descabezadas que son dirigidas desde Caracas bajo la apariencia de una dirección popular local, que no han respondido a los retos que ciertamente tenían dichas instituciones.

“Dentro de las propuestas iniciales promovidas por el oficialismo se pueden mencionar: la creación de centros de formación permanentes, la consolidación y ampliación de un centro comercial artesanal con oferta de servicios gastronómicos y de salud, la creación de fábricas y centros de distribución de materias primas, la consolidación de estándares de calidad, ajuste en los conceptos de la producción artesanal y la creación de a una ruta turística. Punto aparte merece el acondicionamiento de la vialidad. Todas tareas pendientes a más de un año de la expropiación”, puntualizó el secretario ejecutivo de la Unidad en Lara.

Continúo asegurando que los retos que deben asumirse son exigentes y de largo plazo, en el caso de la Flor de Venezuela, no se refieren solo al remozamiento del vivero más costoso que la petro-chequera venezolana podía pagar, sino al fortalecimiento de una identidad propia que supere los fantasmas de Hannover, las reminiscencias de la Venezuela Saudita.

“En primer lugar se debe entender que lo que fue el pabellón internacional en Alemania cumplió su fin y terminó su ciclo. Lo que se quiso instalar en
Venezuela debía reconceptualizarse, pensando no en lo efímero de Hannover, sino en la actual y compleja realidad venezolana”, manifestó. Por todo lo
antes expuesto, González concluyó que estas instituciones culturales ameritan una gestión seria, eficiente y contextualizada que el Gobierno no está en capacidad de ofrecer, porque está entrampado en su lógica de premios y castigos, su lógica de política revolucionaria.

“Queda esperar que no se concrete la amenaza que pesa sobre otros íconos de la ciudad como el Parque Zoológico y Botánico Bararida, el Teatro Juares y el Estadio Metropolitano de Lara. No cabe duda que la institucionalidad, y en especial la cultura se encuentra indefensa ante los caprichos del Gobierno Nacional”.

Vía Nota de Prensa de Prensa Unidad Venezuela

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador