Publicado el 23 de jul de 2013 6:38 pm |

  comentarios

Foto: AFP Photo / Juan Barreto / Archivo

(Caracas, 24 de julio. AVN) - La Corporación Sistemas Electrónicos Acuáticos (Sea) presentará los próximos días una propuesta formal al Ministerio Público (MP) y al Gobierno Nacional para iniciar el proyecto de recuperación de las dos aeronaves localizadas en el archipiélago de Los Roques, donde desaparecieron, una en enero de 2008 y la otra en enero de 2013.

Así lo informó este martes Hugo Marino, propietario de la empresa que estuvo encargada de buscar las dos aeronaves desaparecidas en un trabajo coordinado por el MP.

“Todo el proceso de investigación fue dirigido por el Ministerio Público. El fiscal José Gregorio Morales ha sido nuestro custodio en todo este proceso y todos los pasos han sido dirigidos y resguardados por él”, comentó Marino.

Con respecto a la propuesta de recuperación de ambas aeronaves, Marino explicó que tienen 15 días para presentarla y explicar cómo se hará el proceso. Si el proyecto es aprobado y se finiquita el trámite administrativo, ya en alta mar y dependiendo de las condiciones atmosféricas, extraer ambas avionetas podría durar 45 días.

Marino detalló que la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, dispone de las coordenadas exactas donde se encuentran las aeronaves. “Ella es la única que sabe las coordenadas y donde se encuentran las aeronaves, eso por el mismo proceso de resguardo de las evidencias que permitirán dar con las responsabilidades y razones del accidente”, explicó.

“Ella es la única que sabe las coordenadas y donde se encuentran las aeronaves”

Al precisar sobre cómo se encontraron ambos aviones, Marino informó que desde 2008, cuando desapareció el primer aeroplano, se realizaron labores de búsqueda que certificaron que en profundidades de hasta 600 metros no se encontraba rastro del avión.

“Luego, en 2009, se propuso una nueva búsqueda en aguas profundas, que se inició en enero de 2013, cuando lamentablemente sucede el otro incidente, y ahí los gobiernos de Venezuela e Italia, deciden anexar a un acuerdo previo la búsqueda del avión que se precipitó al norte del archipiélago”, comentó.

Mencionó que la búsqueda, cuyos resultados fueron positivos, se hizo con equipos de alta tecnología y con profesionales venezolanos y de otros países.

Detalló que la avioneta siglas YV2081 que desapareció el 4 de enero de 2008 fue ubicada en la parte sur a 16 millas del Gran Roque cerca de Boca de Cote.

“Utilizamos sonares de barrido lateral y un robot autónomo que es capaz de viajar a profundidades de 4.000 metros. También fueron anexadas cámaras fotográficas que son capaces de producir una foto cada segundo y medio. Por ejemplo, la foto que fue publicada y mostrada por la Fiscal General resulta ser un collage de casi 6.000 fotografías”, dijo Marino.

Sobre la aeronave siglas YV2615 desaparecida el 4 de enero de 2013, dijo que fue encontrada en la parte norte del archipiélago, cerca de Cayo Carenero, a 14 millas del Gran Roque.

Determinar causas y establecer responsabilidades

Manuel Alcalá Murillo, padre de Patricia Alcalá y suegro de Alexander Niermann, víctimas del accidente de la avioneta de Transaven en 2008, destacó el compromiso del gobierno de Hugo Chávez con el caso, quien personalmente se comprometió a investigar el hecho hasta sus últimas consecuencias.

“Haber conseguido el avión ha sido producto de un esfuerzo de cinco años de insistencia y de conversaciones con los gobiernos venezolano, italiano y suizo, y afortunadamente desde un principio hubo un compromiso para continuar la búsqueda del avión y establecer responsabilidades y no desmayar hasta conseguirlo; ese compromiso lo hizo el Presidente Hugo Chávez en su momento al Primer Ministro italiano”, comentó Alcalá.

Resaltó también el trabajo realizado por el Ministerio Público, organismo que “ordenó los pasos necesarios para realizar una investigación profunda que pueda llevar al establecimiento de qué fue lo que sucedió y cuáles fueron los hechos”.

Destacó la necesidad de realizar los estudios y experticias necesarios para llegar a las conclusiones legales pertinentes

Destacó la necesidad de realizar los estudios y experticias necesarios para llegar a las conclusiones legales pertinentes, en relación con este siniestro que enlutó a 14 familias: ocho italianas, cinco venezolanas y una suiza.

Manifestó que para él, como familiar, resulta importante sacar del agua la aeronave “para recuperar los cuerpos y hacer las experticias necesarias al avión que permitan establecer las responsabilidades del caso”.

Alcalá indicó que luego del accidente del avión perteneciente a la empresa Transaven, los propietarios de esta aerolínea nunca hicieron contacto con él para ayudar a la resolución del caso.

“No hemos tenido contacto con esa empresa, el día del accidente no hubo asistencia a los familiares de pasajeros que iban en el avión; había una situación de mucho desconcierto y de desinformación. Una vez me topé con el presidente de la compañía en una presentación ante la fiscalía, pero más nada”, recordó.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador