Publicado el 06 de ago de 2013 5:36 am |

  comentarios

Foto:Reuters

(Caracas,6 de agosto. Noticias24) – A pesar de la existencia de una ley que estipula el bloqueo de celulares robados en Venezuela, no se ha podido combatir de forma efectiva este flagelo en el país, gracias a que la delincuencia organizada ha optado por trasladar los dispositivos hacia la hermana República de Colombia para para activarlos con otras operadoras.

“Poco más del 60% de los teléfonos que se roban en Venezuela (los que se denuncian y los que no) terminan siendo activados en Colombia, lo que ha generado un negocio tan jugoso que, según cifras no oficiales, supera los 200 millones de dólares anualmente“, aseguró el diario Tal Cual en uno de sus artículos.

Lea la nota completa a continuación:

A pesar de los esfuerzos, el uso del sistema de bloqueo de móviles implementado hace más de un año por las operadoras y las penalizaciones a las que se enfrentan los delincuentes, en teoría, el robo de móviles en Venezuela sigue siendo un negocio para la delincuencia, cada vez más organizada.

Según cifras extraoficiales, el año pasado las operadoras móviles venezolanas lograron bloquear más de 500 mil equipos reportados como robados, pero ese número se quedó pequeño en comparación con los miles que aún no se denuncian y que terminan siendo utilizados en el vecino país u otras naciones cercanas.

En el encuentro que sostuvieron la semana pasada los ministros de Tecnología de Venezuela y Colombia, en medio de la normalización de las relaciones, se conoció que poco más del 60% de los teléfonos que se roban en Venezuela (los que se denuncian y los que no) terminan siendo activados en Colombia, lo que ha generado un negocio tan jugoso que, según cifras no oficiales, supera los 200 millones de dólares anualmente.

Y es que los delincuentes ya no buscan telefonitos sino equipos inteligentes, smartphones, con preferencias entre Blackberry, iPhone y Android en cualquiera de sus hierros. “Mientras que sean táctiles, cualquiera” como dice una fuente consultada.

En los últimos años, el robo de teléfonos en Venezuela ha ido en ascenso, más de un millón en 2012, aunque desde el año pasado, con la norma de bloqueo de equipos, la reactivación de éstos se ha reducido casi a cero en el país. Pero la delincuencia hace lo propio y, en esa línea, las bandas organizadas se abren espacios en otros países, entre ellos Colombia, para vender los equipos robados en Venezuela y activarlos en las operadoras del vecino país.

Es por ello que ambos países, en la búsqueda de una solución, firmaron el convenio para reducir este flagelo y, con ello, Venezuela se une a un plan en el que se cuentan otras economías de la región, que busca bloquear en todos los países el teléfono que sea robado en algunos de los países que forman la alianza.

Tomado de Tal Cual