Publicado el 14 de ago de 2013 9:21 am |

  comentarios

Foto: AP Images/ Archivo

(La Habana, 14 agosto. EFE) – El expresidente cubano Fidel Castro afirmó que el fallecido mandatario venezolano Hugo Chávez fue el “mejor amigo” que tuvo en sus años como político activo, en un artículo difundido hoy por medios oficiales, un día después de su cumpleaños 87.

“Hoy guardo un especial recuerdo del mejor amigo que tuve en mis años de político activo -quien muy humilde y pobre se fraguó en el Ejército Bolivariano de Venezuela-, Hugo Chávez Frías”, aseveró Castro en un extenso texto titulado “Las verdades objetivas y los sueños”, fechado ayer 13 de agosto, día en que cumplió 87 años.

“De Hugo Chávez faltaron muchas preguntas por responder, desde el momento más importante de su existencia, cuando tomó posesión de su cargo como Presidente de la República de Venezuela. No existe una sola pregunta que responder en los más brillantes momentos de su vida”, añadió el escrito que los diarios de la isla publican hoy con fotos aparentemente recientes del líder de la revolución cubana.

Castro, a quien una enfermedad intestinal lo llevó a abandonar la Presidencia de Cuba en 2006, elogia a Chávez como “hombre de acción e ideas” y apunta que quienes lo conocieron “saben la prioridad que daba a esos desafíos ideológicos”.

“De Hugo Chávez faltaron muchas preguntas por responder”

“Lo sorprendió un tipo de enfermedad sumamente agresiva que le hizo sufrir bastante, pero enfrentó con gran dignidad y con profundo dolor para familiares y amigos cercanos que tanto amó”, resaltó el líder cubano, a propósito de la muerte de Chávez el pasado 5 de marzo víctima de un cáncer.

En particular, Castro se refirió a sus impresiones tras leer el libro “Hugo Chávez. Mi primera vida”, resultado de una entrevista del fallecido presidente venezolano con el periodista hispanofrancés Ignacio Ramonet, quien en 2006 publicó una obra similar tras varias conversaciones con el líder cubano, titulada “Cien horas con Fidel”.

Según Castro, entre todos los libros de Chávez, ese “destila su rica cultura y su capacidad de expresar en términos rigurosos su inteligencia y sus simpatías”.

Por otra parte, el líder de la revolución cubana recordó su propia experiencia revisando en cama las entrevistas con Ramonet en los días de su grave enfermedad, y evocó nuevamente aquel episodio tras el cual comprendió que el cese de sus cargos “sería definitivo”.

“Estaba lejos de imaginar que mi vida se prolongaría otros siete años más. Solo así tuve el privilegio de leer y estudiar muchas cosas que debí aprender antes. Pienso que los nuevos descubrimientos nos han sorprendido a todos”, puntualizó.

“Estaba lejos de imaginar que mi vida se prolongaría otros siete años más”

En el extenso escrito de tres páginas, Castro dedicó asimismo espacio a repasar asuntos como la colaboración militar de Cuba con la entonces Unión Soviética, la Crisis de los Misiles, la muerte del presidente de EE.UU. John F. Kennedy y hasta menciona los planes de “involucrar” a Cuba en su asesinato.

Fidel Castro repasa, además, algunos detalles del suministro gratuito de armas a la isla por parte de los gobiernos soviéticos de Nikita Jrushov, Leonid Brezhnev y Yuri Andópov, y comenta que incluso el norcoreano Kim Il Sung envió fusiles AK sin costo alguno.

Este es el primer escrito de Castro desde que en julio se conoció una carta pública suya en la que aludía al barco norcoreano retenido en Panamá en el que se encontró material bélico procedente de Cuba.

La última entrega de los textos que con el nombre de “Reflexiones” Castro empezó a escribir durante la convalecencia de su enfermedad, se publicó en abril pasado.

Castro menciona sus relaciones con los diferentes gobernantes de la Unión Soviética, en sus 30 años de alianza, y resalta al exlíder norcoreano Kim Il Sung (fallecido en 1994), que suministró armas a la isla “sin cobrar un centavo”.

“No quiero hacer imputaciones”

“El compañero Kim II Sung, un veterano e intachable combatiente, nos envió 100.000 fusiles AK y su correspondiente parque (de municiones) sin cobrar un centavo” en los años 80, después de que el líder soviético Yuri Andrópov le dijera que Cuba debía defenderse sola en caso de ataque de Estados Unidos, escribió.

“Nos dijo que si éramos atacados por Estados Unidos deberíamos luchar solos. Le preguntamos si podían suministrarnos las armas gratuitamente como hasta ese momento. Respondió que sí. Le comunicamos entonces: ‘no se preocupe, envíenos las armas que de los invasores nos ocupamos nosotros’”, señaló.

En su anterior escrito, el 28 de julio, Castro comentó la captura de un buque norcoreano con armamento cubano en Panamá, afirmando que se “intentó calumniar” a Cuba al presentarla “engañando” a la ONU e imputándole una “doble conducta” que no tiene.
Una misión de la ONU se encuentra inspeccionando el armamento en Panamá, cuyo envío violaría el embargo de armas impuesto por el Consejo de Seguridad a Corea del Norte por sus ensayos nucleares.

La cancillería cubana dijo después del hallazgo que el armamento iba a Corea del Norte para ser reacondicionado y regresaría a la isla.

Castro también recuerda en su artículo el asesinato del presidente estadounidense John Kennedy en 1963 y señala: “no quiero hacer imputaciones; (pero) es asunto de ellos (los norteamericanos), pero se trata de que en los planes estaba involucrar a Cuba en el asesinato de Kennedy”.

Asimismo, puso en duda la versión oficial estadounidense según la cual Lee Harvey Oswald disparó sobre el mandatario.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador