Publicado el 25 de ago de 2013 9:02 am |

  comentarios

Foto: Diario Panorama

(Caracas, 25 de agosto-Noticias24).- El plan de seguridad alimentaria conocido como antibachaqueo, activado por el gobierno del estado Zulia, cumple más de cien días de haber sido puesto en marcha. Sin embargo, los zulianos denuncian que aún “siguen su odisea por conseguir los rubros regulados, refiere el diario Panorama en su edición de este domingo.

El plan fue activado el pasado 9 de mayo con el objetivo de “acabar con las mafias de contrabando de extracción de alimentos”, el desabastecimiento, las colas kilométricas y los focos de violencia que se registran en los supermercados zulianos desde enero pasado”

A casi cuatro meses de funcionamiento, los zulianos afirmaron a Panorama que aún persisten las fallas en la distribución de alimentos. “He tenido que venir al ‘súper’ desde las 3:00 am para hacer una compra. He visto peleas entre mujeres y trifulcas en la cola, en la desesperación por comprar harina, azúcar o pollo”, señaló Graciela Ortiz, vecina del sector Pomona.

A continuación el texto completo del trabajo especial publicado por Panorama:

Ya transcurrieron más de 100 días desde que el Gobierno regional anunció la puesta en marcha de un Plan de Seguridad Alimentaria que permitiría acabar con las mafias de contrabando de extracción de alimentos y, en consecuencia, con el desabastecimiento y las colas kilométricas que se registran en los supermercados zulianos desde enero pasado.

Sin embargo, hoy, a casi cuatro meses de iniciarse este operativo —el pasado 9 de mayo— los zulianos siguen en su odisea por conseguir rubros regulados. A esto se le suman los focos violentos que ocurren de forma intermitente a las puertas de los mercados de la ciudad.

“He tenido que venir al ‘súper’ desde las 3:00 am para hacer una compra. He visto peleas entre mujeres y trifulcas en la cola, en la desesperación por comprar harina, azúcar o pollo”, señaló Graciela Ortiz, vecina del sector Pomona.

Desde el 9 de mayo cuando el Gobierno regional le declaró la guerra al contrabando, han sido detenidas 32 personas, citadas otras 79 por irregularidades e incautados 4 millones 300 mil kilogramos de alimentos.

Así lo informó el secretario de Seguridad y Orden Público, Jairo Ramírez, al ofrecer un balance. Señaló que se aplicaron 19 mil 460 sanciones a empresas con unidades tributarias por irregularidades en la venta de productos.

“Hemos redistribuido 1 millón 500 mil kilogramos de alimentos en ventas supervisadas, hemos recibido 3 mil 500 denuncias a través de 0-800 alimentos e incautado 48 vehículos, en su mayoría, camiones y camionetas”, precisó.

Y es que a pesar de las medidas aplicadas por el Gobierno regional para evitar el contrabando y la reventa de alimentos, las fallas persisten, según denunciaron usuarios de los “súper”.

Cajas mixtas, el registro de cédulas para evitar el uso de identidades falsas, la presencia de policías en las colas de los establecimientos para controlar la compra de alimentos son algunas de las principales medidas que se han aplicado para evitar que los bachaqueros se lleven los alimentos básicos y artículos de higiene al vecino país.

Benjamín Márquez, gerente de un supermercado del oeste marabino, señaló que el arroz, harina, leche, margarina y azúcar son productos que no llegan a los comercios con regularidad. “Hay muchos problemas en la distribución de productos. La gente se desespera en las colas y hace 15 días, por ejemplo, un grupo de personas trató de violentar los vidrios al darle golpes, pues ni siquiera respetan la presencia policial. Hay una angustia colectiva por no conseguir los productos”, comentó el trabajador.

En la frontera, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) instala un grupo de tareas en zonas estratégicas para evitar el paso de alimentos hacia Colombia. El pasado lunes, el mayor general Yomar Rubio Silva, jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral Occidental, informó sobre la activación del Estado Mayor Fronterizo en Zulia.

Hasta el presidente Nicolás Maduro intervino por la situación del contrabando en la región. A principios de agosto declaró sobre la situación que viven los zulianos: “Hay que caerle encima con todo al contrabando (…) ya basta de abusos de las mafias, tanto del lado venezolano como colombiano”.

Recordó, además, que solo 10 cooperativas wayuu tienen permitido el paso de una cantidad limitada de alimentos hacia la Guajira venzolana. Estas personas solo pueden pasar los domingos y y deben detenerse en tres puntos de control de Maracaibo a Guajira para revisar si llevan la cantidad permitida.

Mientras las colas continúan y persiste la escasez de ciertos rubros, el Gobierno regional avanza hacia otra fase de este plan antibachaqueo en una esperanza de ponerle punto y final a la historia.

“Colocar las cámaras de videovigilancia en distintos puntos como Puerto Guerrero o en Carrasquero es otra de las medidas. Además, la instalación de los mercales a la Guajira venezolana porque debemos garantizarle a los wayuu tengan sus alimentos”, explicó Ramírez, de la Secretaría de Seguridad y Orden Público sobre las próximas medidas.

Al respecto, el director del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis) en Zulia, One Soto, calificó de “positivas” las estrategias del Gobierno regional; sin embargo, señaló que el problema todavía no se ha erradicado.

“Los revendedores triplican y hasta cuadriplican el precio de los productos de la cesta básica. El problema sigue presente, hay avances, pero no hemos culminado. En este momento evaluamos de manera colectiva entre instituciones del Estado, reflexionando sobre lo que hemos hecho y lo que está pendiente por hacer para continuar dando golpes y eliminar este flagelo”, dijo.

Mientras tanto, los zulianos siguen anhelando llegar a un supermercado, no hacer colas insufribles y salir con su carrito de compras lleno de alimentos.