Publicado el 28 de ago de 2013 11:10 am |

  comentarios

Foto: Gregorio Terán / AVN / archivo

(Caracas, 28 de agosto. Nota de prensa) – Rodrigo Cabezas, presidente del Parlamento Latinoamericano Grupo Venezuela, explicó que “la posible agresión militar de Estados Unidos, Inglaterra y Francia contra el pueblo de Siria, viola las leyes internacionales dado que en este mismo momento, una misión de inspectores de la Organización de las Naciones Unidas que investiga el uso de gases tóxicos”.

Agregó que esta misión de la ONU se encuentra en Damasco invitada por el gobierno Sirio para dilucidar la denuncias que sobre este tema han hecho estos países.

A cabezas le resulta inexplicable una acción militar de Estados Unidos y sus aliados sin esperar que la misión encabezada por el jefe de la Oficina de Armas Químicas de la ONU Ake Sellstrom, concluya el trabajo y emita su informe final.

Cabezas explicó que sería muy grave que Estados Unidos y sus aliados inicien una nueva aventura militar con pretextos fabricados tal como lo hicieron en Irak en el año 2003 cuando el Secretario de Estado norteamericano Colin Powell informó a la ONU que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva, que nunca fueron encontradas, sin embargo, invadieron a Irak y provocaron sufrimiento y destrucción a ese pueblo.

“Sólo el nueve por ciento de la población de ese país apoya un ataque a Siria”

El parlamentario recordó que la Comisión deberá presentar el informe al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en los próximos días, no obstante la amenaza de los gobiernos contra el pueblo Sirio sigue latente.

“Para nosotros el pueblo norteamericano no apoya esta acción guerrerista del gobierno de los Estados Unidos, según una encuesta del Washington Post, sólo el nueve por ciento de la población de ese país apoya un ataque a Siria, mientras el 25 por ciento lo haría en caso de que se demuestre la utilización de armas químicas”, sentenció Cabezas.

El diputado dijo que los pueblos del mundo deben denunciar esta nueva agresión militarista que puede traer consecuencias muy graves para la estabilidad del medio oriente y del mundo.

“El pueblo sirio ha estado sometido durante más de dos años a una cruenta guerra civil financiada por agentes externos que ha provocado la muerte de miles de ciudadanos, por lo que esta escalada guerrerista de Estados Unidos significará mayor sufrimiento, destrucción y dolor para ese pueblo”, finalizó Cabezas.