Publicado el 28 de ago de 2013 11:32 am |

  comentarios

Foto: Leonardo Díaz

(San Cristóbal, 28 de agosto. Nota de prensa ORIC) – Dos casinos clandestinos, que funcionaban en los municipios Cárdenas y Andrés Bello, fueron allanados y desmantelados el pasado fin de semana en horas nocturnas por funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Estrategias de Politáchira (DIEP), donde aprehendieron a los propietarios y retuvieron máquinas traganíqueles.

La información la suministró el director del referido cuerpo policial, Carlos Colmenares, quien indicó que las visitas domiciliarias se cristalizaron acatando la orden judicial emanada por el Tribunal Segundo de Control del Circuito Judicial Penal del estado Táchira, las cuales se desarrollaron siguiendo las normativas legales y constitucionales.

Advirtió que el primer casino clandestino, ubicado en la calle cuatro entre carreras uno y dos de Táriba, venía siendo investigado por los funcionarios de inteligencia policial, quienes durante algunos días de labores encubiertas colectaron información confidencial sobre la ilegalidad de este centro nocturno.

“Al llegar sorpresivamente al sitio, los funcionarios encontraron el local en funcionamiento, por lo que los funcionarios procedieron a verificar la legalidad del casino, exigiendo la documentación respectiva a la administradora, la cual no los poseía”, reseñó.

Ante la evidente irregularidad, dijo el jefe policial que los funcionarios procedieron a notificar la situación a la Fiscalía Quinta del Ministerio Público, organismo que ordenó el cierre inmediato del lugar, la retención de las nueve máquinas traganíqueles y la privación de libertad del propietario, un ciudadano venezolano de 41 años de edad.

Funcionaba en una casa rural

En cuanto al segundo casino allanado, ubicado en una casa rural en la calle principal de San Rafael de Cordero, dijo que tampoco su administradora poseía ningún tipo de autorización de la Comisión Nacional de Casinos, Sala de Bingos y Máquinas Traganíqueles, por lo que su funcionamiento era ilegal y clandestino.

“De este sitio los policías sacaron un total de 10 máquinas electrónicas de casino tipo ´B´, cuadernos de contabilidad donde se aprecia el control por fecha del dinero recaudado y 1430 bolívares, evidencias que fueron llevadas en calidad de depósito al comando policial a órdenes del Ministerio Público”, apuntó.

Detalló que en este centro nocturno practicaron la detención de una ciudadana de 53 años de edad, propietaria del inmueble y de las maquinas traganíqueles, por lo que fue llevada, junto al otro ciudadano, al Cuartel de Prisiones de Politáchira donde quedaron detenidos acusados de diversos delitos tipificados en el Código Orgánico Penal y Ley Contra la Delincuencia Organizada.

Emigran al interior del estado

“Estos centro nocturno tenían poco tiempo operando en estas jurisdicciones, pues anteriormente funcionaban en San Cristóbal, pero ante el intenso asedio policial y el cierre de algunos casinos, sus propietarios optaron por emigrar al interior del estado para evadir la presencia de los organismos de seguridad”, reseñó.

Asimismo, señaló que estos centros clandestinos funcionaban hasta altas horas de la noche en un espacio reducido y sin las respectivas medidas de seguridad, incluso, apuntó que al sitio ingresaban menores de edad sin ninguna clase de control y supervisión.

“Tenemos conocimientos que varios casinos han sido desplazados a otros municipios del Táchira, por lo que los operativos de inteligencia se intensificarán en todo el Estado para desmantelarlos por completo, pues estos centros nocturnos se han convertido en verdaderos caldos de cultivo para estafar a los clientes”, FIN/ José Ignacio Bolívar.

Foto: Leonardo Díaz
Foto: Leonardo Díaz
Foto: Leonardo Díaz
Foto: Leonardo Díaz
Foto: Leonardo Díaz