Publicado el 07 de sep de 2013 7:41 am |

  comentarios

Foto: Archivo. Prensa Alcaldía de Sucre

(Caracas, 7 de septiembre. Noticias24) - En un reporte del diario El Impulso se reseñó que se acerca el inicio de las actividades académicas en todos los planteles del país, un hecho que es asumido de manera diferente por cada niño y adolescente, dependiendo del grado que cursen.

Según el rotativo regional indicó que cada año escolar representa un cambio porque está lleno de nuevas experiencias significativas para los pequeños, por ende el proceso de adaptación que viven debe ser respetado por los padres, quienes deben dotarse de una actitud prudente frente a la reacción que puedan tener sus hijos, tras un largo período de vacaciones, según explica la psicopedagoga Sonia Piña.

“La comunicación con el docente es fundamental en el proceso de adaptación… por lo general, los niños que se incorporan al nivel de Educación Inicial presentarán llanto, en los primeros días o quizás en las dos semanas siguientes, dependiendo de su personalidad y conducta. En estos casos, los padres deben entender que es un proceso natural y así evitar la ansiedad”.

Según la experta en orientación de la conducta infantil, la adaptación dependerá del mensaje motivador que envíen los padres a sus hijos en estas semanas previas al inicio del año escolar 2013-2014.

Cada año escolar representa un cambio porque está lleno de nuevas experiencias significativas para los pequeños

Para algunos niños y niñas el regreso resulta emocionante y agradable, pero para otros puede convertirse en un trauma.

“Quienes tienen un temperamento difícil presentan dificultad ante el cambio y reflejan conductas de fatiga, llanto fácil y dificultad para socializar… los padres, en estos casos, deben conversar con sus pequeños y enviarles mensajes positivos sobre el estudio como un hábito y valor, además de transmitirles alegría por su regreso o inicio en una escuela o colegio”.

La promoción del amor a la escuela y al estudio es indispensable para entablar un feedback armónico entre el docente y los niños.

“En estas semanas previas los padres deben alimentar expectativas positivas; en el caso de los niños de primaria se les debe indicar que están creciendo y que las exigencias en el nuevo grado serán mayores, pero al mismo tiempo transmitirles la seguridad de que son inteligentes y cumplirán con los objetivos académicos”, apuntó.

Con información de El Impulso

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador