Publicado el 12 de sep de 2013 11:20 am |

  comentarios

Foto: Gobernación de Vargas

(Caracas, 12 de septiembre-Nota de prensa).- Pepsi-Cola Venezuela rechaza la toma ilegal de su agencia ubicada en Catia La Mar, estado Vargas, por parte de la Procuraduría de esa entidad.

La empresa asegura que aún está en fase de tramitación del arreglo amigable, acordado el pasado 15 de mayo con la Gobernación de Vargas.

En dicho acuerdo, se establecieron diversas condiciones, que aún no se han cumplido en su totalidad, para encontrar una solución que permitiera completar, sin traumas, el proceso de expropiación y mudar las operaciones.

Carla Hernández, asesora legal de la empresa, manifestó que “aún cuando la Gobernación culminó con los trabajos de vialidad, iluminación y servicios acordados, faltan importantes adecuaciones a su cargo para que la agencia esté completamente apta”.

“Las expropiaciones no se hacen por vías de hecho, sino conforme a la Constitución y las leyes”, denunció Carla Hernández, asesora legal de Pepsi-Cola

“Responsablemente, no podemos mudarnos sin contar con la licencia de la comunidad a través de una asamblea de vecinos, con el nuevo local que garantice una operación segura y con el muro perimetral para aislar a los residentes de la comunidad de “Las Fundaciones” del ruido que genera la actividad de la agencia”, precisó Hernández.

Este miércoles la empresa aceptó de buena fe el monto del avalúo del inmueble a ser expropiado, valorado en Bs. 44.661.000,00 por la comisión de peritos, incluso antes del vencimiento del plazo establecido a su favor en la Ley de Expropiación por Causa de Utilidad Pública.

Con esto quedó establecido de manera definitiva el valor del inmueble. Solo restaría el cumplimiento por parte de la Gobernación de las restantes condiciones acordadas entre las partes y materializar el acuerdo definitivo que exige la ley.

Hernández afirmó que no se puede tomar por la fuerza una instalación, sin haber dado cumplimiento a las leyes en la materia. “Esto es un atropello que innecesariamente pone en riesgo el abastecimiento de nuestros productos y cientos de puestos de trabajo en el estado Vargas. Las expropiaciones no se hacen por vías de hecho, sino conforme a la Constitución y las leyes”, señaló.

Indicó que el avance de los trabajos de remodelación deben ser evaluados por una comisión conformada por representantes de la empresa, el sindicato y el Inpsasel a los fines de garantizar que estén dadas las condiciones para la mudanza de los trabajadores.

La agencia Pepsi-Cola Venezuela de Catia La Mar es la única de la empresa en la región y atiende a todo el estado Vargas.

A principios de año, Pepsi Cola Venezuela sostuvo un debate con el Gobierno nacional después de que le fueran confiscadas 9.000 toneladas de azúcar bajo la acusación de acaparamiento, producto que le fue devuelto después de que la empresa comprobara que esta es su principal materia prima y fue adquirida de forma legal.

Con información de EFE.