Publicado el 19 de sep de 2013 11:44 pm |

  comentarios

Imagen referencial no relaciona con la noticia Foto: Prensa Miraflores / Archivo

(Caracas, 20 de septiembre. Noticias24) – El presidente venezolano Nicolás Maduro se trasladó este viernes a China en medio de una nueva tensión diplomática con Estados Unidos, al que acusó de prohibirle el paso por su espacio aéreo y negar visas a delegados a la Asamblea General de la ONU.

Pasada la medianoche del jueves de Venezuela, Washington no había reaccionado a las acusaciones de Caracas.

“Rumbo a China, son tiempos de cosecha en nuestra relación de patrias hermanas.¡Valga la fiesta de la luna para alumbrar nuestros caminos!”, escribió Maduro en su cuenta de Twitter poco antes de la medianoche del jueves.

El mandatario, que estará de visita oficial en el gigante asiático entre el sábado y el próximo martes, no detalló si su avión sobrevolaba el espacio aéreo de Puerto Rico o si había tomado otra ruta tras denunciar la negativa de Estados Unidos a que sobrevolara sus cielos.

“Negarle el permiso a un jefe de Estado para que sobrevuele el espacio aéreo que ellos han colonizado en la tierra de Puerto Rico (asociado a Estados Unidos desde 1952), es una falta grave”, aseguró Maduro en un encendido discurso en Caracas.

He ordenado que se haga otra ruta así sea más larga, pero a nosotros no nos va impedir el gobierno de Estados Unidos ir a China”, añadió el gobernante.

La polémica amenaza extenderse al ámbito regional después de que el presidente boliviano, Evo Morales, pidió “una reunión de emergencia” de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para analizar la situación y en la que, dijo, planteará “el retiro inmediato de los embajadores de Estados Unidos”.

Morales fue el centro de una crisis diplomática internacional en julio luego de que España, Portugal, Francia e Italia le negaran su espacio aéreo a su vuelta de Rusia, supuestamente por sospechas de que trasladaba al excontratista de inteligencia estadounidense Edward Snowden, requerido por Washington por espionaje.

“Primero fue con Bolivia, ahora con Venezuela. ¿Qué pretenden? ¿Poner en riesgo la amistad entre los pueblos y la paz en el mundo?”, reaccionó en twitter Ricardo Patiño, canciller de Ecuador, aliado de Caracas y La Paz.

Maduro acusó también a Estados Unidos de no querer dar la visa a parte de la delegación venezolana para que acuda la semana que viene a la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

“Gobierno de Estados Unidos, usted está obligado a darle visa a toda la delegación venezolana, no acepto que se le niegue la visa al ministro Barrientos (Wilmer, de Presidencia), ni al jefe de la casa militar, ni a ningún otro miembro de la delegación”, aseguró Maduro, que no aclaró si él mismo asistirá.

“Gobierno de Estados Unidos, usted no es dueño de la ONU. La ONU está en Nueva York. Bueno, tendrá que mudarse la ONU”, agregó, Maduro.

Y advirtió: “Si tengo que tomar medidas diplomáticas contra el gobierno de Estados Unidos las tomaré hasta el nivel más drástico si es necesario, pero no voy a aceptar ningún tipo de agresión”.

Reclamo de rectificación

El canciller Elías Jaua, quien viaja a Pekín con el presidente, había indicado previamente que el gobierno venezolano aspira a “que las altas autoridades norteamericanas rectifiquen el error que están cometiendo sus subalternos”. “Todavía damos el espacio a que sea un error de sus subalternos”, expresó.

Jaua añadió que el agregado comercial de Venezuela en Washington, Calixto Ortega, intentó sin éxito comunicarse con autoridades del Departamento de Estado y aseguro por lo que insistirá para “que nos den una explicación fehaciente sobre esta nueva agresión”.

Este episodio reactiva de nuevo las tensiones diplomáticas entre ambos países, luego de que el 20 de julio Venezuela dio por terminado el acercamiento acordado en junio entre Jaua y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, debido a críticas a Venezuela de la futura embajadora de Washington ante la ONU, Samantha Power.

Ambos países han mantenido tirantes relaciones diplomáticas desde el gobierno del fallecido mandatario Hugo Chávez (1999-2013) y carecen de embajadores en los respectivos países desde 2010.

Pese a las tensas relaciones, Estados Unidos es el primer cliente del petróleo de Venezuela, principal productor de crudo sudamericano.

Venezuela-China

En su primera visita como presidente al gigante asiático, Maduro prevé reunirse con su homólogo chino, Xi Jinping, y el primer ministro, Li Keqiang, con miras a fortalecer la cooperación bilateral, iniciada durante el gobierno del fallecido mandatario Hugo Chávez (1999-2013).

“Es una alianza entre una gran nación del mundo, una gran potencia sobre la base del respeto y la igualdad. No es una relación como otras potencias como los Estados Unidos establecen, relaciones imperiales de saqueo”, defendió el gobernante.

Venezuela y China, con un intercambio comercial de más de 20.000 millones de dólares en 2012, mantienen millonarios convenios en diversas áreas como energía, industria, tecnología y vivienda. Además el gigante asiático se ha convertido en una importante fuente de financiamiento para el país sudamericano.

El miércoles, el ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, anunció un nuevo préstamo del Fondo Chino-Venezolano por unos 5.000 millones de dólares acordado durante la visita que realiza a Pekin para preparar la llegada de Maduro.

Venezuela vende 640.000 barriles diarios de petróleo a China, de los cuales 264.000 se destinan a pagar la deuda de Caracas con el gigante asiático por créditos que Pekín le ha otorgado en los últimos años.