Publicado el 30 de sep de 2013 3:24 pm |

  comentarios

Foto: Prensa Presidencial

(Caracas, 30 de septiembre – Noticias24).- Nicolás Maduro Moros, presidente de la República, durante la conmemoración del Bicentenario de la Batalla de Bárbula, desde el estado Falcón, informó que tres funcionarios de la embajada de Estados Unidos (EE UU) fueron expulsados del territorio nacional.

Video: VTV, 30 de septiembre de 2013

“Yankees go home! ¡Fuera de Venezuela! ¡Fuera de aquí! No me importan las acciones que tome el gobierno de Barack Obama”, expresó con contundencia el Jefe de Estado la tarde de este lunes.

“No les tenemos miedo señores imperialistas, los enfrentaremos en todos los planos”, así continuó Maduro su denuncia pública al gobierno del presidente Obama. Sobre el punto, el Presidente asumió toda la responsabilidad por las acciones que tomó y las que tomará en lo sucesivo.

Las palabras del Primer Mandatario surgen luego de que él mismo informase la detección de una especie de plan desestabilizador que incluía a funcionarios estadounidenses y sectores de la oposición venezolana. “Hemos detectado y le hemos hecho seguimiento durante varios meses a un grupo de funcionarios de la Embajada de EE UU en Venezuela, se dedican a reunirse con la extrema derecha, a financiarlos y a alentarlos a acciones para sabotear el sistema eléctrico y la economía venezolana. Tengo pruebas aquí en mis manos”, relató.

“Yankees go home! ¡Fuera de Venezuela! ¡Fuera de aquí!”

Los norteamericanos Kelly Keiderlang, Elizabeth Hussmann y David Mout tienen 48 horas para salir del país; el canciller Elias Jaua será el encargado de supervisar y ejecutar la medida, informó el Presidente, quién también calificó la actitud de los diplomáticos en cuestión como “hostil, ilegal e intervencionista”, algo que a su juicio, “viola” las leyes internacionales.

“Yo asumo la responsabilidad como Jefe de Estado, no lo voy a aceptar. A nombre de la dignidad de este pueblo que está de pie, yo pido el apoyo completo para este combate contra el intervencionismo y para preservar la paz de la República”, reiteró.

Relaciones diplomáticas entre Venezuela y EE UU

Las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos se han caracterizado por ser tensas y han sufrido de una serie de altibajos. Recientemente, Maduro denunció que se le negara el permiso para sobrevolar territorio norteamericano durante su trayecto hacia China, donde mantuvo importantes reuniones bilaterales.

Igualmente, fustigó al gobierno estadounidense por presuntamente negarle las visas a algunos de sus funcionarios, a propósito de la 68 Asamblea General de la ONU.

Finalmente, el canciller Elias Jaua fue el orador por parte de Venezuela ante la mencionada asamblea, manteniendo la sentencia de que el organismo “sigue oliendo a azufre”, retomando así las palabras proclamadas, por segunda vez, por el fallecido Hugo Chávez durante una conferencia en Copenhague, cuando fustigó contra Barack Obama.

En marzo de 2013 Venezuela expulsó a dos miembros de la Agregaduría Aérea de la embajada de Estados Unidos por “proponer proyectos desestabilizadores” a militares venezolanos.

Ante tal decisión y menos de una semana después, el gobierno de Estados Unidos ordenó, por su parte, la expulsión de los diplomáticos venezolanos Orlando Montañéz Olivares, segundo secretario de la Embajada de Venezuela en Washington, y Víctor Camacaro Mata funcionario del consulado de Nueva York, declarados personas non gratas.

Este mismo año, Samantha Power, embajadora de EE UU ante la ONU, aseguró que en Venezuela existía represión civil, declaraciones que acarrearon el inmediato y rotundo rechazo por parte del país.

Vale destacar que, en diciembre de 2010, el gobierno de Barack Obama revocó la visa de Bernardo Alvarez Herrera, luego que el presidente venezolano Hugo Chávez retirara su aprobación para que fuera Larry Palmer el representante de Estados Unidos en Caracas.

Por este mismo incidente, y días después de la salida de Álvarez del territorio americano, Chávez instó al gobierno estadounidense a romper las relaciones diplomáticas con Venezuela, debido a que no aceptaría amenazas del Gobierno de Obama.

Hacia septiembre de 2008, Chávez ordenó la expulsión del embajador norteamericano Patrick Duddy, concediéndole 72 horas para abandonar el territorio nacional.

En respuesta a esta expulsión, el gobierno de Estados Unidos hizo lo mismo con los embajadores de Bolivia y Venezuela.

Un mes después de la expulsión de estos embajadores, exactamente en noviembre de 2008, el Gobierno de EE UU, expulsó 12 diplomáticos del Consulado de Venezuela en Houston, por mudar la sede diplomática sin esperar la autorización correspondiente emitida por el Departamento de Estado.

En el 2006, específicamente el 20 de septiembre de ese año, durante la 61º Asamblea General de la ONU, Chávez emitió la frase, hoy célebre “huele a azufre”, luego que en el hemiciclo se presentara el presidente estadounidense George W. Bush, al que calificó como “diablo”.

Sin embargo, antes que Chávez y su comitiva viajaran a EE UU para participar en la 61º Asamblea de la ONU, el Gobierno de Bush, había negado, inicialmente, las visas para ingresar al territorio americano. Situación que se solventó de manera inmediata.

El Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en febrero de 2006, anunció la decisión de expulsar del país al capitán de corbeta John Correa, agregado militar de la Embajada de Estados Unidos en Caracas, a quien calificó como “persona no grata” por orquestar en la nación, supuestas actividades de espionaje y advirtió que si la injerencia continuaba retiraría a toda la misión militar.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador