Ricardo Martinelli “sorprendido” por la decisión de Venezuela de romper relaciones

Foto: EFE/Alejandro Bolívar/Archivo

(Panamá, 05 de marzo – EFE).- El presidente panameño, Ricardo Martinelli, expresó hoy que le “sorprende” la decisión del Gobierno de Venezuela de romper relaciones diplomáticas son su país.

“Sorprende decisión del Gobierno de Venezuela. Panamá solo anhela que ese hermano país encuentre la paz y fortalezca su democracia”, dijo Martinelli en su cuenta en Twitter.

El mismo mensaje del presidente Martinelli fue reproducido en red social Twitter por el canciller de Panamá, Francisco Álvarez de Soto, quien se encuentra en España en una visita oficial.

“Panamá solo anhela que ese hermano país encuentre la paz y fortalezca su democracia”

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció este miércoles la ruptura de las relaciones diplomáticas con Panamá, así como la congelación de las relaciones económicas y comerciales entre los dos países.

“He decidido romper relaciones políticas y diplomáticas con el Gobierno actual de Panamá y congelar todas las relaciones comerciales y económicas desde este momento”, indicó Maduro en un acto de homenaje al fallecido presidente Hugo Chávez.

Maduro hizo el anuncio después de que el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) anunciara que estudiará mañana una solicitud de Panamá para convocar una reunión de consulta de los cancilleres sobre la situación de Venezuela.

Maduro tildó al Gobierno de Panamá de “lacayo” y tuvo duras palabras contra su colega Martinelli, al que acusó de no ser “digno de su pueblo” y de haber estado “activamente obrando contra Venezuela, creando condiciones para que la OEA y otros organismos den un paso de intervención” sobre el país suramericano.

En el mismo acto, un homenaje a Chávez, el presidente venezolano rechazó con dureza las declaraciones del secretario general del organismo hemisférico, José Miguel Insulza, sobre el posible envío de una misión al país, al señalar que el organismo no entrará a Venezuela “ni ahora ni nunca”.

Insulza opinó hoy que no hay ruptura de la democracia en Venezuela y que no debe convocarse una reunión de consulta de cancilleres del continente, pero sí consideró que sería “útil” enviar una misión al país.

El Consejo Permanente de la OEA se reunirá mañana jueves

El Consejo Permanente de la OEA se reunirá mañana, jueves, en Washington para analizar la crisis en Venezuela, anunció hoy el embajador de Panamá en la organización, Arturo Vallarino.

Venezuela y Panamá retiraron sus respectivos embajadores el pasado 20 de febrero, después de que el Gobierno de Caracas acusara al panameño de entrometerse en sus asuntos internos y éste último lo negara.

La decisión del presidente Maduro de retirar a su embajadora en Panamá, Elena Salcedo, obedeció a las “declaraciones injerencistas de la Cancillería panameña” expresadas días antes en un comunicado sobre la situación venezolana.

El Ejecutivo panameño respondió de inmediato llamando a consultas a su embajador en Caracas, Pedro Pereira, y el canciller de Panamá, Francisco Álvarez de Soto, aseveró que su país “no tiene por política la injerencia”.

Panamá informó el pasado 25 de febrero que había propuesto la “convocatoria urgente de una reunión de consulta” de cancilleres de los países miembros de la OEA, para “considerar” la situación de Venezuela y buscar iniciativas para ayudar a “encontrar una solución a través del diálogo entre venezolanos”.

La reunión se iba a realizar el 27 febrero, pero fue pospuesta debido a que la representación de Venezuela ante la OEA solicitó dejar sin efecto la convocatoria “alegando cuestiones de procedimiento”, explicó ese día la Cancillería de Panamá en un comunicado.

Panamá rechaza el “lenguaje soez” de Maduro

La Cancillería panameña emitió un comunicado en el que explica que si convocó una reunión en la Organización de Estados Americanos (OEA) para discutir la situación en Venezuela, donde violentas propuestas han causado la muerte de al menos 19 personas, fue para “fortalecer la democracia y los derechos humanos”.

“Rechazamos como inaceptables las ofensas proferidas por el presidente (venezolano,) Nicolás Maduro, en contra de nuestro país y su más alta autoridad. El lenguaje soez utilizado es impropio del presidente de un hermano país”, indicó el comunicado.

El Gobierno panameño expresó su “asombro” por la reacción de Venezuela de cortar las relaciones y señaló que “no entendemos los temores del Gobierno venezolano”.

“La respuesta del Gobierno venezolano a esta iniciativa de paz, ha sido pretender que la solución de sus problemas internos pasa por entrar en un conflicto internacional, lo que a todas luces es un error”, sostuvo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá.

La Cancillería panameña agregó que, “pese” a la reacción del Gobierno de Venezuela, “reitera su llamado a todos los sectores de la sociedad venezolana para que inicien prontamente un diálogo que permita alcanzar una solución entre venezolanos y hace votos para que la paz y tranquilidad sean alcanzadas”.

Lea a continuación el comunicado de la Cancillería panameña:

El Gobierno de la República de Panamá expresa su asombro por la decisión asumida por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela en el sentido de romper relaciones diplomáticas con nuestro país.

Panamá solo anhela que esa hermana nación encuentre la paz y fortalezca su democracia.

Rechazamos que la iniciativa panameña constituya una injerencia en los asuntos venezolanos. Igual iniciativa fue tomada por el Gobierno de Venezuela en 1989; precisamente cuando Panamá vivía situación similar.

Tomamos una acción por la paz al promover una reunión ante la Organización de los Estados Americanos, con el único fin que coadyuvar a acercar a los diferentes actores en ese país hermano, para fortalecer la democracia y los derechos humanos; no entendemos los temores del Gobierno venezolano.

La respuesta del Gobierno venezolano a esta iniciativa de paz, ha sido pretender que la solución de sus problemas internos pasa por entrar en un conflicto internacional, lo que a todas luces es un error.

Rechazamos como inaceptables las ofensas proferidas por el presidente Nicolás Maduro en contra de nuestro país y su más alta autoridad. El lenguaje soez utilizado es impropio del Presidente de un hermano país.

La medida anunciada por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y el lenguaje utilizado para ello, no deben constituirse una cortina de humo que pretende negar su propia realidad.

Pese a la medida adoptada por el Gobierno de Venezuela, Panamá reitera su llamado a todos los sectores de la sociedad venezolana, para que inicien prontamente un diálogo que permita alcanzar una solución entre venezolanos y hace votos para que la paz y tranquilidad sean alcanzadas.

Por encima de cualquier circunstancia, consideramos que lo fundamental es mantener el diálogo la fraternidad y hermandad de nuestros pueblos, mismo objetivo que una vez fue el sueño de Bolívar; ideales que el Gobierno Venezolano dice compartir.