Stalin González y Miguel Pizarro dicen que detenciones a manifestantes incumplen el debido proceso

(Caracas, 22 de marzo. Noticias24) – Los diputados Stalin González y Miguel Pizarro en una visita que realizaron a seis estudiantes que se encuentran detenidos. Los señalamientos sobre los ciudadanos “no deben legalmente ser causas de privación de libertad“, señaló González.

González y Pizarro acudieron a la sede municipal de la Policía de Chacao, donde se mantienen privados de libertad, Damián Martín, Marcos Coello, Cristhian Holdan, Néstor Gil, Luis Boada y Ángel González, seis de los primeros aprehendidos en las protestas estudiantiles iniciadas el pasado 12 de febrero.

Los parlamentarios rechazaron que estas retenciones incumplen “el debido proceso y toda norma constitucional del país”.

González manifestó su respaldo estos jóvenes: “Las acusaciones que rezan en sus expedientes como resistencia a la autoridad y el cierre de vía no deben legalmente ser causas de privación de libertad, pero además les imputan hechos de terrorismo y asociación para delinquir logrando así la excusa perfecta para mantenerlos bajo rejas de forma injustificada y engañosa”.

De la misma forma ratificó su compromiso de continuar con el “trabajo de acompañamiento, búsqueda de la verdad y presentación de pruebas a nivel internacional sobre los casos de excesos que hoy presentan los cuerpos de seguridad del Estado contra el pueblo venezolano”.

Por su parte, el Diputado Miguel Pizarro, precisó que estos detenidos se encuentran privados de libertad aún sin sentencia sobrepasando los 45 días de investigaciones.

También puntualizó las condiciones “duras” a las que se enfrentaron estos jóvenes por las “violaciones extremas de sus derechos humanos por estar bajo regímenes de torturas y maltratos inhumanos, pese a que el Gobierno pocos meses atrás aprobó de forma unánime una Ley contra este tipo de excesos y vejámenes a los que ha expuesto, no sólo a estos muchachos que hoy visitamos, sino a más de 1600 procesados y más de 100 privados de libertad en el último mes de protestas”.

Pizarro mencionó algunas de las intimidaciones psicológicas denunciados por estos muchachos, quienes sostienen “haber sido amenazados de incendiarlos vivos al ser rociado con gasolinas sólo para conseguir una confesión de cosas que no habían hecho. A otros los obligaron a limpiar sus heridas, perpetradas por efectivos de la GNB, con alcohol; y uno de ellos salió de la sede del CICPC con fisuras en tres de sus costillas por golpes recibidos con un bate para obligarlo también a firmar confesión de hechos no ejecutados por la persona”.

Pizarro agregó que estos jóvenes privados de libertad en PoliChacao por órdenes de los tribunales, “fueron de los primeros reportados como desaparecidos, pues luego de más de doce horas de búsqueda por parte de sus familiares quienes no sabían de su paradero, pudieron ser localizados en el CICPC de Carabobo alrededor de las 4 am del 13 de Febrero, donde junto a unos fiscales tuvimos que hacer la lista a manos de los detenidos que allí se encontraban”.

Con información de Nota de Prensa de Un Nuevo Tiempo