Publicado el 01 de dic de 2011 11:50 pm |

  comentarios

Video: VTV 01/ 12/ 2011

Cada primero de diciembre, con el encendido de la inmensa Cruz del Ávila, los caraqueños celebran la llegada de la navidad.

Como es costumbre el encendido se realiza a partir de las 6 de la tarde, actividad a la que asisten numerosos capitalinos para festejar y bailar al ritmo de la gaita.

En esta oportunidad, el viceministro de Seguridad y Control Eléctrico, Adolfo Navarro, explicó que la tradicional actividad “que se viene haciendo desde hace 48 años, por primera vez está a cargo del Ministerio de Energía Eléctrica y no de la Electricidad de Caracas”.

Detalló que la medida fue tomada porque “a partir del 31 de diciembre se fusionarán todas las empresas eléctricas en una única llamada Corpoelec”.

Destacó la nueva tecnología de la Cruz del Ávila, pues “está siendo iluminada con bombillos ahorradores LED” sistema que “nos permite un ahorro del 70 por ciento”.

Navarro afirmó que gracias a la tecnología LED, la Cruz del Ávila podrá estar encendida sin limitaciones “desde las seis de la tarde hasta la 5 de la mañana”.

Adicionalmente, se pudo conocer que hubo un despliegue de cantores y actores venezolanos que formanron parte de la iniciativa para dar la bienvenida a la navidad.

La cruz se enciende tradicionalmente desde el 1 de diciembre de cada año hasta el 6 de enero del siguiente.

Historia de la Cruz del Ávila

Es una tradición caraqueña iniciada el 1 de diciembre de 1963, cuando por primera vez se visualizó una cruz en el hotel Humboldt, ubicado en la cima de la alta montaña.

En esa ocasión, para crear una cruz que pudiera verse desde Caracas, el personal del hotel cerró las cortinas de 30 habitaciones, desde el piso 1 y hasta el 14 y mantuvo las demás habitaciones encendidas toda la noche.

En 1966, al ser imposible continuar con el encendido en el Hotel Humboldt, la Cruz de El Ávila se muda, adosando su estructura a la antena de Venezolana de Televisión (VTV), en Los Mecedores, a 1.760 metros de altura.

Para su encendido eran necesarios 24kW al día. Su altura era de 30 metros por 20 metros de ancho y tenía 120 lámparas fijas de 150 vatios cada una, así como cuatro lámparas de destello de 1.500 vatios cada una.

En 1982 se construye la cruz en una estructura propia de la Electricidad de Caracas, con hierro galvanizado cerca de la subestación Papelón del Teleférico.

La potencia del encendido abarca los 11 mil 100 vatios, mientras que las dimensiones de la construcción van desde 37 metros de alto hasta 18 metros de ancho.

La Cruz de El Ávila, ubicada a 1.530 metros sobre el nivel del mar, en el cerro Papelón, está constituida por 74 reflectores de 150 vatios cada uno.

La idea fue desarrollada por el ingeniero norteamericano Ottomar Pfersdorff quien en 1963, inspirado por el espíritu navideño, decidió crear un ícono que representara la calidad y continuidad del servicio que la EDC le prestaba a los caraqueños.

Foto: Luis Miguel Otero
Foto: Luis Miguel Otero

Con información de RNV