Publicado el 08 de dic de 2011 8:33 pm |

  comentarios

Captura Twitter: @mvirginiaparra

La muerte de un niño de 5 años en Guanare estado Portuguesa ha conmocinado a la opinión pública. El hecho originó una ola de eventos violentos en contra de las viviendas y negocios de las personas involucradas en el caso, como medida para exigir justicia.

Conoza a continuación el posible móvil del hecho y otros detalles de tan impacante asesinato.

Venganza y Celos

Son muchas las hipótesis que se han manejado referente a este hecho que estremeció al país entero.

Sin embargo, se pudo conocer que la que cobra mayor fuerza es la de “crimen pasional”, pues la madre del niño y una de las implicadas fueron amantes.

Doris Oropeza de 37 años de edad, al parecer bisexual y esposa de un comerciante árabe en Guanare, habría amenazado a la madre del menor con hacerle daño al niño si no dejaba a su novio actual y regresaba con ella. Pues la madre del niño residía en Porlamar.

Valentina del Carmen de Montilla y Anney del Carmen Montilla, madre e hija: encargadas de cuidar al niño

El menor de 5 años fue dejado al cuidado de dos mujeres Valentina del Carmen Oropeza de Montilla y Anney del Carmen Montilla Oropeza, madre e hija de 50 y 25 años de edad respectivamente, residen en el sector Los Próceres de esa entidad.

Oropeza habría planeado el secuestro del niño, contrató al enfermero para que la ayudara y convenció a las cuidadoras para ejecutar la violación y maltrato al menor.

Extraoficialmente se pudo conocer que durante ocho días el niños sufrió golpes, mordeduras, quemaduras y actos inhumanos.

Madre de la víctima: Olvidar una vida sentimental se convirtió en tragedia

Gelliknet González Quevedo de 30 años de edad, madre del niño que falleció tras fuertes torturas en el estado Portuguesa, seguramente no imaginó que dejar a su hijo de cinco años al cuidado de dos amigas, le traería graves consecuencias.

Se pudo conocer que la mujer dejó Guanare y llegó a Margarita para olvidar una vida sentimental que la dejó marcada.

Meses después una llamada la hizo volver al estado Portuguesa. Le dijeron que su pequeño había caído de una moto y había fallecido.

Al llegar al hospital de Guanare, sorpresivamente fue arrestada por varios agentes policiales que investigaban su posible vinculación con la muerte de su hijo.

Hoy la madre afronta privativa de libertad por homicidio.

Un médico cuenta que al llegar a la clínica dijeron que el niño “se había quemado en un accidente en moto”

Al llevar a la criatura de 5 años de edad al Hospital Clínico del Este de Guanare, un médico preguntó las causas del hecho y “la mujer que lo trajo y el enfermero Yuré Hernández, dijeron que se había quemado en un accidente de moto ocho días atrás“.

Así lo relató uno de los médicos que atendió al infante, quien además reveló que “cuando llegó el niño a emergencia, el jueves 1° de diciembre a las 2:15 p.m. estaba consciente y pedía agua, porque tenía mucha sed”.

El galeno quien decidió mantenerse en anonimato, comentó que nunca había visto tanta crueldad en el maltrato a un menor. “El niño presentaba sus testículos y la entrepierna moradas y con ampollas producto de quemaduras muy graves. Además, cuando lo volteamos, en la espalda tenía muchas quemaduras y en la nalga derecha una quemadura muy grave con desprendimiento de piel”, explicó el doctor.

Sobre los representantes del niño, precisó que al ser nuevamente interrogados por los médicos “entraron en contradicción, el enfermero dijo que el niño se había quemado con árnica, por lo que decidimos llamar a la policía mientras atendíamos al niño”.

Maltrato salvaje fue causa de muerte

Quienes atendieron al niño de 5 años de edad, víctima de maltrato físico y abuso sexual, detallaron que “fue difícil ponerle una vía en el brazito derecho, ya que luchaba mucho y pateaba; necesitamos cuatro personas para contenerlo”.

Cuando el niño iba a ser trasladado a otro hospital “sufrió un paro respiratorio, tratamos de reanimarlo durante 25 minutos, pero no pudimos hacer más”, dijo un doctor.

Autopsia

La autopsia y la valoración médico forense externa realizada a la víctima de cinco años determinó múltiples traumatismos y hematomas en el cuerpo, así como cicatrices que evidencian maltrato físico de vieja data y signos de abuso sexual.

Hallazgos

Los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y el Ministerio Público (MP), allanaron la casa de Valentina del Carmen, en la urbanización José Antonio Páez, sector Los Próceres, donde cuidaban al pequeño.

Allí hallaron placas, récipes médicos, medicinas y una camisa del niño con restos hematológicos. Esto hizo presumir que sus cuidadoras lo maltrataban físicamente.

Habitantes de Guanare indignados por el suceso, saquearon la residencia de otra de las implicadas, en el lugar se encontró una muñeca con jeringas en los ojos. La vivienda quedó destrozada.

Privativa de libertad a 5 personas por la muerte de la criatura.

A solicitud del Ministerio Público, fueron privados de libertad las cuatro mujeres y el hombre detenidos a raíz de la muerte de la criatura.

Los fiscales 20° nacional, 6° y auxiliar del primer circuito de esa jurisdicción, Daniel Guédez, Apolonio Cordero y Simara López, respectivamente, imputaron a Gelliknet González (de 30 años y madre de la víctima), Anney Montilla (25), Valentina Oropeza de Montilla (50), Doris Oropeza (37) y el enfermero Yure Hernández (39), por los delitos de homicidio intencional calificado, trato cruel, abuso sexual a niño y lesiones intencionales, todos en calidad de responsabilidad correspectiva y tipificados en las leyes.

A la madre del niño también le imputaron negligencia, puesto que la abuela del infante, la acusó de maltrato infantil.

Con información de Últimas Noticias y El Sol de Margarita

Venezuela » en esta sección

buscador