Publicado el 09 de ene de 2012 11:29 am |

  comentarios

Foto: JC

Esta semana, la jueza Lorena Moreno podrá decidir si los cinco policías metropolitanos que están presos desde hace más de ocho años por los sucesos del 11 de abril de 2002, gozarán de las medidas alternativas del cumplimiento de las penas.

Los exámenes psicosociales a los cinco uniformados ­Erasmo Bolívar, Marcos Hurtado, Luis Molina, Arube Pérez y Héctor Rovain­, les fueron realizados el 15 de noviembre por el recién creado Ministerio de Servicios Penitenciarios. Los resultados deben ser entregados en el Tribunal 1º de Ejecución del Estado Aragua esta semana, cuando los juzgados vuelvan de las vacaciones decembrinas.

La jueza podrá decidir. Por ley tiene tres días para hacerlo.

Con esto, aunado a las propuestas de empleo y al auto de ejecución ­documento en el que se establece el día en que se cumple la sentencia y la fecha a partir de la cual se puede optar a las medidas de destacamento de trabajo, régimen abierto o libertad condicional previstos en el Código Orgánico Procesal Penal­ que ya reposan en el tribunal, la jueza podrá decidir. Por ley tiene tres días para hacerlo.

El abogado José Luis Tamayo, quien encabezó la defensa de los metropolitanos, explicó que“tenemos todas las expectativas puestas en lo que pueda pasar ahora. Legalmente no habría ningún motivo para no otorgarles las medidas porque los resultados de los exámenes fueron favorables”.

Aunque fueron condenados a la pena máxima de 30 años de cárcel, Bolívar, Molina y Rovain completaron desde octubre de 2010 el tiempo requerido para poder salir de Ramo Verde durante el día para ir a trabajar. Hurtado (sentenciado a 16 años y 8 meses de prisión) y Pérez (condenado a 17 años y 10 meses de cárcel) están en esa misma situación, pero desde hace más de 4 años.

Estos dos últimos metropolitanos estuvieron presos por el tiempo necesario para gozar del régimen de destacamento de trabajo incluso antes de haber sido condenados, debido a que estuvieron encerrados sin sentencia por un lapso superior a un cuarto de las penas que luego les impusieron.

Estuvieron encerrados sin sentencia por un lapso superior a un cuarto de las penas

Los uniformados podrían haber sido excarcelados mediante la imposición de alguna de las fórmulas alternativas de cumplimiento de las penas, incluso antes de los mencionados lapsos, porque trabajan en las instalaciones de la cárcel militar en la que están confinados.

Las leyes venezolanas establecen que por cada dos días de estudio o de trabajo dentro de los penales se les resta a los presos un día de condena.

Los cinco policías están privados de libertad desde el 21 de abril de 2003
, fecha en la que ellos mismos se presentaron ante las autoridades, y el tribunal los sentenció (junto con los comisarios Henry Vivas, Lázaro Forero e Iván Simonovis) el 3 de abril de 2009, casi seis años después.

Con información El Nacional

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador