Publicado el 18 de feb de 2012 9:41 pm |

  comentarios

Video: Noticias24 18 de febrero de 2012

(Caracas, 18 de febrero – Noticias24).- Risueña, llena de alegría se dibuja la silueta de Mercedes mientras le da de comer a sus aves en el balcón, en un edificio de Chacao, la filantropía dominaba el espacio y el viento.

Con una sonrisa me ofrece café, amablemente se lo acepté para dedicarme a escuchar la historia de su vida. Se trata de una mujer que no se dejó vencer por el cáncer de mama, y que día a día luchó por algo que nunca imaginó que le sucedería.

Escuche la entrevista a continuación:

Mercedes Hidalgo de Quevedo, de origen andino y de profesión farmacéutica y profesora de biología; actualmente coordinadora de servicio comunitario en varias universidades y, coordinadora de información y divulgación de SenosAyuda, confesó con algo de vergüenza en su rostro que antes no solía darle importancia a los chequeos médicos de rutina. “Como siempre me sentía bien y como trabajaba en el área de la salud, nunca visitaba al médico”.

Un tumor de siete centímetros crecía del pezón hacia adentro con metástasis a nivel de los ganglios.

Vivió en la ciudad musical de Venezuela, Barquisimeto, y durante su estancia allí comenzó a notar algo extraño en el interior de su seno, un tumor de siete centímetros crecía del pezón hacia adentro con metástasis a nivel de los ganglios; ese fue el resultado de los exámenes que se realizó a los 40 años de edad.

Mercedes o, Mercedita como le llaman muchos, no titubeó al decir que “la mamografía es un examen que realmente duele un poquito, no es un dolor que no puedas soportar. Creo que es más fuerte un dolor de muelas o un dolor de vientre”.

“Hace doce años tuve cáncer de mama, me lo detectaron a los 40 años en el seno derecho y nunca me había realizado la primera mamografía”, su diagnóstico era muy grave y su médico no se lo dijo pero ella sospechaba que no llegaría a los cinco años. “Como profesional de la salud sabía que la esperanza de vida era de cinco años aproximadamente, si no menos”.

Mercedes Hidalgo de Quevedo Foto: Ana Karina Rodríguez/ Noticias24

No sintió miedo ni rabia, mucho menos angustia – en sus ojos se leía la sinceridad – “Le pedí mucho a Dios porque tengo mucha fe”, anhelaba que los médicos fueran los correctos y los tratamientos los necesarios para eliminar el tumor. “Fue una etapa muy difícil pero logré superarla”.

En Venezuela 4 de cada 10 mujeres pierden la batalla frente al cáncer de mama, según el Ministerio para el Poder Popular de la Salud

“A veces me ponía triste y cuando iba a la ducha lloraba”. La situación conllevó a sesiones de quimioterapia para realizar una mastectomía de la mama derecha. Luego de la operación tuvo que someterse a un proceso de cuatro sesiones más de quimioterapia y 32 radioterapias; y finalmente una reconstrucción de la mama con tejido muscular del abdomen.

En Caracas caía la tarde, mientras Mercedes mantuvo la misma sonrisa con la que nos recibió. ¿Y tu familia? – Le pregunté. “Fue muy duro para ellos, tenía que apoyarlos también para tener fuerzas y entre todos salir adelante, tal y como lo hicimos, salimos adelante”.

Mercedes ve cada amanecer como una ganancia, un día más y le encanta ayudar a los demás. “No sé si es una misión que tengo en esta tierra. Dios sabrá hasta cuándo la pueda cumplir”.

La lucha, la constancia, la fe y el apoyo familiar permitieron que Mercedes Hidalgo de Quevedo no decayera. Afortunadamente, la alegría es algo que la ha caracterizado, así lo contó con voz firme y segura, para reiterar que es una sobreviviente. “Estoy aquí vivita y coleando como dicen los venezolanos”.

Mercedes Hidalgo de Quevedo Foto: Ana Karina Rodríguez / Noticias24

“Hay que perderle el miedo a la mamografía”

La realidad es que el cáncer de mama se roba a cuatro de cada 10 mujeres en Venezuela, siendo la segunda causa de muerte oncológica en las mujeres, según cifras del Ministerio para el Poder Popular de la Salud (2007).

Anualmente deben realizarse los exámenes que indique el médico, a partir de los 35 años se debe hacer una mamografía.

El 1% de los hombres puede sufrir cáncer de mama, por lo que también se les recomienda chequearse anualmente.

Si vamos muy tarde al médico la vida puede ser corta, pero si vamos temprano podemos prolongar la vida y aprovecharla”, reflexionó Mercedes y enfatizó que ahora todos los años va a su consulta, lo cual es importante para una paciente que haya superado la enfermedad. “Salí de esa estadística y le doy gracias a Dios por eso”.

Betsaí Ekmeiro/ Noticias24

Mercedes Hidalgo de Quevedo, 57 años de edad. Foto: Ana Karina Rodríguez / Noticias24
Mercedes Hidalgo de Quevedo Foto: Ana Karina Rodríguez / Noticias24
Mercedes Hidalgo de Quevedo Foto: Ana Karina Rodríguez / Noticias24
Mercedes Hidalgo de Quevedo Foto: Ana Karina Rodríguez / Noticias24
Diseño de un franela intervenida por un artista llevando el mensaje de la detección temprana. Foto: Ana Karina Rodríguez / Noticias24

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador