Publicado el 28 de feb de 2012 9:43 pm |

  comentarios

Foto: EFE/David Fernández

(Caracas, 28 de febrero, Noticias24) El 12 de febrero de 2012 se realizaron las elecciones primarias de la oposición, donde resultó electo para optar por la presidencia de la República el candidato Henrique Capriles Radonski.

Para nadie fue una sorpresa este resultado, pues era un candidato que venía liderando las encuestas durante toda la campaña de los meses precedentes. Sin embargo, de estos comicios se desprende una interrogante ¿Qué sucedió con el poder de movimiento electoral que tenían los partidos tradicionales como Acción Democrática y Copei?.

Para abordar este tema, es necesario recordar brevemente lo que significa la política: “Es la actividad humana que tiene como objetivo gobernar o dirigir la acción del Estado en beneficio de la sociedad. Es el proceso orientado ideológicamente hacia la toma de decisiones para la consecución de los objetivos de un grupo en asuntos públicos”. Así se ha definido históricamente esta actividad humana y decimos humana, porque “nadie puede ser un ser aislado” (Aristóteles), por lo tanto, toda persona de alguna u otra manera es política e irremediablemente está ligada a ella.

Los partidos políticos y su relación amor – odio con la sociedad civil

En Venezuela, ha ocurrido un fenómeno en relación al poderío de los partidos políticos. Según Carmen Beatriz Fernández, profesora de la Escuela de Comunicación Social de la Ucab en la cátedra de Comunicación Política y experta en campañas políticas, “en el país se ha dado una relación amor – odio entre los partidos y la sociedad civil”.

Borges: “Definitivamente el 12 de febrero la disyuntiva no era si las encuestas podían más que las maquinarias”

Desde la conquista, Venezuela ha pasado de gobierno en gobierno, desde la Corona española, hasta el caudillismo, el cual se mantuvo hasta principios del siglo XX. A la muerte de Juan Vicente Gómez, el más férreo dictador de ese siglo, comienzan a aparecer diversas instituciones civiles ligadas todas, en mayor o menor grado, a la historia del principal partido político venezolano: Acción Democrática, el cual además es uno de los que más ha perdurado en el país desde aquella época.

Más adelante, en 1946 surge Copei (Comité de Organización Política Electoral Independiente), desde el derrocamiento del dictador Marcos Pérez Jiménez, AD, Copei y Unión Republicana Democrática (URD) firman el Pacto de Punto Fijo, y a partir de entonces se alternaron en el gobierno miembros de ambos partidos.

Sin embargo, en la década de los 80 Venezuela vivió uno de los retos más grandes en su historia política y económica. De ser un país ejemplo de democracia e inmerso en el sueño de los “petrodólares”, pasó a ser una nación golpeada por la crisis económica y por la desconfianza hacia las instituciones del Estado. Episodios como el Caracazo de 1989 y la posterior rebelión cívico- militar del 4 de febrero de 1992, darán la estocada final al sueño de la llamada “democracia de la coalición”.

A partir de este momento, se comenzó a observar el quiebre entre el pueblo y los partidos tradicionales, la ciudadanía comenzó a sentir rechazo y en el mejor de los casos indiferencia hacia la política, algunos analistas políticos e historiadores afirman que es por ello que resulta electo Hugo Chávez Frías en 1998. En las calles se escuchaban frases como “cualquier cosa es mejor que los partidos de siempre” y él en ese momento representaba un cambio, nuevos aires.

A pesar de todo, no puede decirse que los partidos han caído por completo en el olvido, ya que a raíz del descontento que ha generado en algunos sectores de la población el Gobierno actual y la alianza que se ha generado bajo el nombre de Mesa de Unidad Democrática, aún siguen teniendo cierto poder de movilización.

Las cifras no mienten

Según cifras oficiales de las últimas elecciones parlamentarias de septiembre de 2010, Acción Democrática obtuvo un total de 924.339 votos, lo que da un total del 8,17%, le asigna 19 curules en la Asamblea Nacional y lo convierte en el cuarto partido de oposición más votado del país.

Por su parte, Copei obtuvo 580.458 votos lo que supone un 5,13% y le da el quinto lugar de preferencia.

Naime: “La política venezolana se dirige hacia una gran amplitud, quien crea que tiene la verdad en la mano, pues está equivocado”

Pero los números no mienten, el resultado de las elecciones primaras de este febrero de 2012 arrojó una cifra de 1.806.860 votos para el actual gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, apoyado por una serie de partido jóvenes como lo es Primero Justicia, cuya fecha de fundación data del año 2000. Mientras que el candidato apoyado por los partidos Copei y AD, el también gobernador Pablo Pérez, obtuvo la suma de 867.601 votos.

En ese sentido, la encuestadora ICS publicó un sondeo realizado los días 13 y 14 de febrero para medir la preferencia política con respecto a los partidos, el cual arrojó los siguiente resultados: el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) cuenta con 53.2% de aceptación, Primero Justicia 21%, Un Nuevo Tiempo 2.4%, AD 1.2%, Voluntad Popular 1%, Copei 1%, el resto de los partidos no llega al 1%.

“Debemos comprender que la unidad y la alianza es con toda Venezuela”

En relación a este tema, el diputado a la Asamblea Nacional por Primero Justicia, Julio Borges aseguró que “para el partido haber obtenido estos resultados el 12 de febrero no es otra cosa sino reafirmar el compromiso que tenemos con Venezuela, somos una organización que trabaja en función de generar un cambio en el país y es necesario que la gente sepa que cada quien puede y debe poner su granito de arena para lograrlo”.

Escuche la entrevista a continuación:

Con respecto al rumbo político que tomará la tolda amarilla en los meses venideros con miras a las elecciones del 7 de octubre, el Diputado señaló que “es importante que se entienda que no se trata de una campaña personalista, la alianza y la unidad es con toda Venezuela, no se trata de excluir a nadie. Para nosotros el secreto del éxito radica en la mezcla entre la fuerza y la trayectoria de los grandes partidos, con un liderazgo fuerte mas no personalista, eso es lo que permite que realmente haya democracia”.

Enfatizó que “a pesar de ser un partido pequeño, hemos observado con gran satisfacción como poco a poco hemos ido calando en la población, de ser un partido regional luego pasamos a ser un partido nacional”.

“Definitivamente el 12 de febrero la disyuntiva no era si las encuestas podían más que las maquinarias, se trataba de elegir un candidato para presentarse a las presdienciales. Nosotros creemos que lo que se vio fue mucha libertad, la gente se sentía con la confianza de votar por el candidato que le pareciera más idóneo. El país está muy dolido y sentido con todas las confrontaciones y los quiebres que se han dado estos años, eso no ha servido para nada y nostros debemos superarlas”, señaló.

Asimismo, expresó que “para nosotros es un orgullo poder ser un elemento renovador de la política venezolana”.

“Los partidos deben replantear sus estrategias de acuerdo a la nueva política”

Enrique Naime, miembro de la Dirección Nacional del partido Copei, indicó que “para nadie es un secreto que desde el año 2010 quien viene presentándose como la opción fuerte de la oposición es Henrique Capriles Radonski, manteniendo con un techo muy fijo por encima de otros candidatos. A pesar de que mi partido apoyó a Pablo Pérez, teníamos muy claro que la victoria apuntaba hacia él”.

Escuche la entrevista a continuación:

Asimismo, aseguró que “será dificil para el presdiente Chávez ganarle a Capriles Radonski el 7 de octubre, su victoria va a ser muy clara y contundente”.

Con respecto al tema de las maquinarias electorales, para Naime “definitivamente, aunque Copei no salió tan disminuido electoralmente, necesita hacer una revisión de las maquinarias, hay que hacer una reestruccturación, en este momento las maquinarias son muy importantes para la defensa del voto, pero innegablemente han disminuido su fuerza en lo que se conoce como el voto por 10. Cuando existe un fenómeno político las maquinarias quedan en segundo lugar”.

“La política venezolana se dirige hacia una gran amplitud, quien crea que tiene la verdad en la mano, pues está equivocado, la política se va a jugar en el valor social, el partido que más trabajo social adelante, será quien más fortaleza tendrá”, enfatizó.

Con respecto a la campaña política con miras al 7 de octubre, recalcó que “seremos soldados más para la victoria de la libertad, la democracia y la defensa de Venezuela y seguiremos defendiendo el voto en las mesas electorales”.

Por: Noris Argotte Soto/ Noticias24

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador