Publicado el 04 de mar de 2012 7:38 pm |

  comentarios

Foto: Yoset Montes / AVN

El convenio entre el Gobierno y las clínicas privadas para atender a empleados públicos “podría generar la disminución de la calidad en la atención, si no se hace una previa clasificación de los centros, en particular, aquellos que ofrecen servicios con alta tecnología”. Así lo manifestó Amadeo Leyba, director del Hospital de Clínicas Caracas (HCC), quien sugiere “algunos ajustes y mayor precisión” en la medida.

Al detallar que el centro médico que representa “no ha sido notificado sobre el convenio”, advirtió que “es necesario aclarar, en los próximos 15 días, ciertas interrogantes”. Pues a su juicio, en el caso de los honorarios “Los médicos no son empleados de las clínicas y no se le pueden imponer precios”.

Explicó que el monto a cancelar por parte del paciente “podría variar de acuerdo con la experiencia del galeno y la rigurosidad de las cirugías quirúrgicas, además del equipamiento que se necesita en ciertas intervenciones”.

Igualmente mencionó el caso del HCC “sólo allí realizan trasplantes de médula ósea junto con una fundación en Valencia. También son pioneros en hacer intervenciones quirúrgicas con robótica y rayos láser para evitar amputaciones en pacientes por trombosis”.

En la primera fase se incorporarán las 10 principales clínicas de la ciudad

El director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales (Avch), Pedro del Médico, dijo que en la primera fase se incorporarán las 10 principales clínicas de la ciudad y que se fijaron precios estándares sólo para las categorías de hospitalización, emergencia, quirófano y terapia intensiva.

Informó que el costo del resto de los procedimientos lo decidirán los propios centros, por ello son las discusiones “para que el Gobierno Nacional entienda lo complejo que es ofrecer atención médica especializada en las clínicas con alta tecnologia”.

Entre tanto, el presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, Henry Ventura, indicó que aunque no estaban al tanto de esta alianza interinstitucional, plantearán la posibilidad de incluir a más institutos del Estado ya que “son muchos los empleados de ministerios que requieren atención especializada que sólo se consiguen en centros con alta tecnología”.

Con información de El Mundo