Publicado el 27 de mar de 2012 11:03 am |

  comentarios

(Caracas, 27 de marzo. Noticias24) Yulenis Cárdenas de Meleán, esposa del productor agropecuario Nelsón Meleán, a través de unas declaraciones vía telefónica contó que: “A mi esposo siempre trataron de involucrarlo en delitos, pero nunca le encontraron pruebas. Desde entonces fue muy querido y respetado por los santarritenses. Siempre le dio de comer y ayudó a quien realmente lo necesitara”.

Cárdenas denunció que en el país no hay justicia, aseveró que de esta solo gozan las personas que “tienen dinero y pueden comprarla”. Describió a su esposo como el mejor amigo, padre y esposo “así como muchas personas lo odiaron, millones lo adoraban y amarán por siempre”, dijo.

Aproximadamente hace un año y medio tenía Meleán en el vecino país bajo la identidad de Rafael Ángel Cardozo Borjas, con el fin de resguardar su vida, sin embargo, cada dos meses estaba obligado a cambiar de residencia para evitar ser víctima de un nuevo atentado. Al respecto, su familia relató que el empresario estaba “feliz y tranquilo”.

Igualmente, su pareja contó que hace apenas ocho días se reencontró toda la familia, aseguró que sus hijas representaban su vida. Asimismo, tenía ganas de ver a su nieto, hijo de Reinaldo, quien murió en manos de unos sicarios el pasado 2010.

Según el reporte emitido por el diario El Heraldo de Barranquilla, el cuerpo de Nelson Meleán salió a las 8:00 de la noche del domingo hacia Maracaibo y en Paraguachón, lo regresaron por no tener la documentación legal. Según reseña, el cuerpo del hombre aún permanece en Colombia al cual le hicieron prácticas dactilares para verificar que se trataba de Meleán.

Se espera que hoy sea sepultado en el panteón familiar del cementerio municipal de Santa Rita, en la Costa Oriental del Lago.

Por su parte, el comandante de la policía departamental de Magdalena, Wilson Barón Calderón, informó que están a la espera de nuevos datos en las próximas horas.

Recordemos que Nelson Meleán fue asesinado la noche del pasado sábado por dos sicarios a bordo de una moto que lo interceptaron y le propinaron varios impactos de proyectil en la cabeza que acabaron con su vida cuando se disponía fumarse un cigarrillo en un casino de la ciudad de Santa Marta, Colombia.

Con información de Diario La Verdad