Las declaraciones de ayer de Hebe de Bonafini donde dijo que el Presidente Uribe “era un hipócrita, un falso y un gran hijo de puta” han levantado amplia polémica. Pedro Lastra lo comenta para los lectores de Noticias24. Para él son los bajos fondos de la política que abrió Hugo Chávez con su “victoria de mierda” de la oposición.

Estas son las declaraciones de ayer de Hebe de Bonafini respecto al tema de las FARC y el Presidente Uribe:

Esta es la columna de Pedro Lastra:

Hombres y mujeres de los bajos fondos de la política no le temen al ridículo. Cuando se ven sorprendidos in fraganti y desnudados en toda su miseria se jalan los pelos, se rasgan las vestiduras y sueltan las lenguas. A ponerse a resguardo que entonces lo que viene es una tempestad de excrementos. La propia cloaca.

Chávez, considerado por el ex primer ministro inglés como el campeón mundial de la grosería, fue el primero en poner en circulación el término: la victoria de la oposición democrática el pasado 2 de diciembre fue “una victoria de mierda”. Como para que no quedaran dudas, lo juró tres veces. Y para demostrar que era el jefe de un Estado quien se expresaba en esos términos y no un vulgar matón de barrio, lo dijo delante de su estado mayor. Que guardó no sólo un impúdico silencio, sino que corroboró la salida de madre de su comandante en jefe gritando: “patria, socialismo o muerte”. Con lo cual no sólo refrendaban lo dicho por el comandante en jefe, si no que ejecutaban la acción de expulsar la materia en cuestión sobre esa mayoría ciudadana a la que el teniente coronel calificaba en esos términos.

Lo relatado corresponde a la más estricta verdad: es público y notorio. Pero el ejemplo cunde: Chávez, que ha vuelto a poner de moda los restos de Bolívar, la gesta del Ché Guevara y los intentos por establecer dictaduras totalitarias disfrazadas de socialismo del siglo XXI ya ha puesto a circular la mierda como adjetivo político. Más aún: uno de sus ángeles de la guardia, la Sra. Hebe de Bonafini, madre de la plaza de mayo y experta en detectar falsas y reales maternidades, le ha agregado un plus: ser un gran hijo de puta. Así, saliendo en defensa del fiasco sufrido por Chávez, Kirchner y los otros garantes aliados al teniente coronel, ha dicho textualmente que “Uribe es una mierda y un gran hijo de puta”. Lo repitió varias veces ayer en sus acostumbrada marcha de los jueves en Buenos Aires, para que a ninguno de los periodistas circundantes se les fuera la primicia.

La misma Bonafini que saliera en defensa de la ETA luego de cometido uno de sus atroces atentados, sale ahora en defensa de las FARC y se indigna que alguien en el mundo los considere terroristas y los acuse de torturadores: “¿Quien puede pensar que la gente de la guerrilla va a torturar? Sólo en la cabeza de mierda de Uribe puede caber eso”. Y “los medios de la derecha”, por supuesto. En el colmo de la perversión mental, Cloaca de Bonafini se indigna porque nadie reclama la libertad de los 500 rehenes de las FARC detenidos en cárceles colombianas de alta seguridad: “Seguimos creyendo en las FARC, en Chávez, en nuestro presidente y no en lo que dice Uribe. Uribe es un hipócrita, un falso y un gran hijo de puta“.

Esa señora es la referencia moral de la izquierda argentina y del chavismo continental. Fascismo puro. A este albañal ha venido a parar la izquierda latinoamericana. ¿No habrá quien la honre?

BONAFINI, LA CLOACA
Pedro Lastra
Noticias24

Las declaraciones citadas por Pedro Lastra fueron reseñadas hoy por el Diario Los Andes de esta forma:

La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, dijo hoy que el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, es “una mierda” y “un gran hijo de puta”.

Durante la tradicional marcha de los jueves frente a la Casa Rosada, en Buenos Aires, la mujer abordó el tema de la reciente fracasada misión humanitaria para rescatar a tres rehenes en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ustedes vieron lo que pasó. Uno escucha a Uribe y parece que es el único tipo sensato. Uribe es una mierda, es un hijo de puta. Tiene más de 500 rehenes de las FARC y de eso no se habla“, arremetió la mujer.

Hebe de Bonafini expresó su solidaridad con la guerrilla colombiana, con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y con el ex presidente argentino Néstor Kirchner, que integró el grupo de comisionados que, hasta el último día del 2007, intentó el rescate de Clara Rojas, su hijo Emmanuel y la ex congresista Consuelo González.

Todo este invento, esta porquería, esto sucio, le dio letra a los medios de la derecha, a los que se les había terminado el tema, porque ya no se hacía la entrega. Y les dio letra con lo del niñito (Emmanuel) que estaría enfermo. ¿Quien puede pensar que la gente de la guerrilla va a torturar? Sólo en la cabeza de mierda de Uribe puede caber eso“, agregó la mujer.

Respecto del fracaso de la misión de la semana pasada, explicó que todos quienes habían llegado allí “abrían una brecha muy grande, y Estados Unidos, que estaba ahí alerta, con toda su metodología, los iba a matar”. Hebe de Bonafini recordó que “en una anterior entrega que supuestamente iban a hacer fusilaron a 122 personas”. “No se iba a poner en este riesgo” a esas personas.

Reveló además que “hace cinco años” estuvo por ir a la selva colombiana para una entrevista con Manuel Marulanda, también conocido como “Tirofijo”, líder de las FARC. Pero “hay que andar en carro, en burro, por lugares escarpados, por montañas y no estaba en condiciones”, dijo.

La titular de las Madres de Plaza de Mayo concluyó: “Seguimos creyendo en las FARC, en Chávez, en nuestro presidente y no en lo que dice Uribe. Uribe es un hipócrita, un falso y un gran hijo de puta“.

actualidad » en esta sección

buscador