Un aspecto del rio que sigue creciendo el 4 de noviembre de 2009, en la comunidad de Cardenas, Estado mexicano de Tabasco, donde las fuertes lluvias han provocado el desbordamiento de ríos y lagunas afectando aproximadamente a 30.000 personas, así como a 76 localidades rurales que han quedaron inundadas. EFE/Marco Polo Guzman

Dos hombres y una mujer murieron ahogados en el estado sureño de Tabasco, ubicado en la costa occidental del Golfo de México, por las intensas lluvias e inundaciones que azotan a esa región mexicana desde el pasado fin de semana, informaron fuentes oficiales.

Los cuerpos de los tres campesinos fueron rescatados por policías municipales en la localidad de Huapacal, en el municipio de Huimanguillo, ubicado a unos 70 kilómetros de la ciudad de Villahermosa, capital de Tabasco.

Los fallecidos, identificados como Leonardo Vázquez, Eunice Hernández y Bertino García, son las primeras víctimas mortales de las inundaciones que de momento han dejado más de 44.000 damnificados y noventa comunidades rurales anegadas, indicó en declaraciones a la prensa el director de la oficina de Protección Civil de Tabasco, Roberto López Romero.

“Salían en un cayuco (pequeña embarcación) cuando fueron arrastrados por la corriente del río”, explicó López Romero.

Más de 12.000 familias han sido desplazadas de sus comunidades y se refugian en albergues de las ciudades de Cárdenas y Huimanguillo.

La Secretaría de Gobernación (Interior) declaró el martes en emergencia a esos dos municipios mexicanos “por la ocurrencia de lluvias severas los días 31 de octubre y 1 de noviembre” pasados.

Con la declaración de emergencia esas poblaciones podrán utilizar los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud de los afectados.

En 2007 Tabasco sufrió una de las peores inundaciones registradas en la historia de México, aunque en esa ocasión las autoridades reportaron ningún deceso.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador