La Alcaldía de Caracas, a través de la dirección de Control Urbano, abrió un procedimiento administrativo a la empresa Nestlé por atentar contra la seguridad de la edificación donde se encuentra ubicada la taza de Nescafé, frente a plaza Venezuela.

Foto: Globovisión

Esto como parte del plan tolerancia “0” que busca acabar con las irregularidades arquitectónicas y regularizar las vallas publicitarias que ocupan los espacios públicos de la ciudad.

Con este procedimiento la Alcaldía da un plazo a la empresa de quince días para ponerse a derecho con el ente municipal.

El director de Control Urbano de la municipalidad, Gorka Carnevalli, señaló que la publicidad de Nestlé es una estructura que no se sometió al cálculo de instalación: “esta es una valla de gran formato que a nuestro juicio atenta contra la moral y seguridad de los caraqueños”.

Carnevalli indicó que toda publicidad que viole la ordenanza permitida esta debe ser removida.

“Estamos revisando, si estas empresas están legales continuarán con su publicidad de gran formato, pero si es ilegal, nosotros realizaremos los procedimientos administrativos correspondientes para que sean removidas de los corredores viales del municipio Libertador”, explicó.

Informó el boletín de prensa, que en los próximos días la dirección de Control Urbano seguirá con la inspección a las compañías publicitarias para que cumplan con la documentación requerida en la instalación de vallas de gran formato en las 22 parroquias de Libertador.

Vía ABN

actualidad » en esta sección

buscador