Con unas imágenes que constituyen una vergonzosa manipulación, impropia de un Gobierno moderno, una anuncio del Minci publicado hoy en la prensa nacional presenta a los empresarios privados como unos auténticos ladrones que se apropian del dinero de los trabajadores.

El objetivo del anuncio es promocionar la propiedad social.

Pese a la reiterada cantaleta de Hugo Chávez de que no desea eliminar la “propiedad privada” en el país, son anuncios como este, elaborados por su propio Gobierno, y afirmaciones como las que hizo ayer (“Yo me he declarado marxista”) las que conforman una curiosa paradoja: un gobernante que se desmiente a sí mismo.

actualidad » en esta sección

buscador