Opositores de Cuba y Venezuela anunciaron hoy que crearán un Frente Cubano Venezolano por la Democracia (FCVD) para apoyar los esfuerzos que realizan las disidencias internas de ambos países en la “recuperación” de su sistema democrático y defender los derechos humanos.

El Directorio Democrático Cubano (DDC), un grupo del exilio cubano en Miami, informó de que líderes opositores de la “resistencia democrática al eje castro-chavista” de ambas naciones, acordaron esta semana en “algún lugar de América Latina” constituir un frente común de demócratas para ofrecer un mayor respaldo a las iniciativas de los disidentes.

“El hecho histórico refleja la convicción de los dirigentes y de las fuerzas que representan, de que las dictaduras castristas y chavistas son de hecho un mismo régimen que ha subordinado los intereses nacionales de cada país a los objetivos de la ideología comunista”, dijo Orlando Gutiérrez, secretario general del DDC.

En el FCVD participan Gutiérrez y Sylvia Iriondo, presidenta de Madres y Mujeres Anti-Represión por Cuba (MAR), representantes ambos de la Asamblea de la Resistencia Cubana, según un comunicado del DDC.

Por la llamada “Resistencia Venezolana” están Carlos Ortega, ex presidente de la Central de Trabajadores de Venezuela (CTV); Óscar Pérez, del Comando Nacional de la Resistencia; Nixon Moreno, del Movimiento 13, y Rodolfo Barraez, de Alianza Bravo Pueblo.

Los venezolanos están en Perú, la mayoría con el estatus de asilados políticos.

Los opositores cubanos y venezolanos exigieron la inmediata libertad de los hombres y mujeres “encarcelados en Cuba y Venezuela por defender los derechos del pueblo” y denunciaron “la expansión del eje totalitario castro-chavista, que atenta contra la paz, la seguridad y la estabilidad” del hemisferio occidental.

Asimismo, exhortaron a la Organización de Estados Americanos (OEA) a hacer valer el mandato de la Carta Democrática en “defensa de las libertades públicas” en toda la región y a “no prestarse para los designios antidemocráticos del eje totalitario”.

Iriondo resaltó que la OEA y la comunidad democrática internacional tienen que condenar enérgicamente “los asesinatos y atropellos de jóvenes venezolanos y la violación de los derechos humanos en Cuba, por los regímenes oprobiosos que desgobiernan a Cuba y a Venezuela”.

Por su parte, Ortega afirmó que “el único camino para la libertad de Cuba y Venezuela es la resistencia ciudadana y el levantamiento cívico nacional“.

Pérez, a su vez, señaló que “es necesaria la unión de los pueblos a los fines de detener el avance del proyecto expansionista totalitario que amenaza la paz y la estabilidad de la región”.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador