El presidente Hugo Chávez ha afirmado hoy que “no hay que extrañarse si el Juez español le dicta una orden de captura” a raíz del “show” que están montando al vincularle con ETA y las FARC.

Chávez ha acusado al Juez de la Audiencia Nacional española de actuar de manera irresponsable y de formar parte de un complot internacional contra Venezuela y la Revolución Bolivariana. “Es una acusación temeraria, sin una sola prueba”, ha afirmado.

El Presidente ha culpado de todo ello al Presidente de Colombia Alvaro Uribe por haber organizado el tema de las computadoras de las FARC.

Chávez ha recriminado las palabras de ayer de Zapatero pidiéndole explicaciones y ha afirmado que “no tiene nada que explicarle ni a Zapatero ni a nadie” y ha dicho que más bien el Jefe del Gobierno español y el Rey de España deberían “meter el ojo a su poder judicial”.

“No tengo nada que explicarle a Zapatero, ni a él ni a nadie en el planeta”, ha remarcado.

Para el Presidente, es un “exabrupto muy grande” que Zapatero le pida explicaciones por algo que aparece en unas computadoras, aunque ha destacado que no ha recibido ninguna solicitud formal sobre el tema.

“Me parece una actitud muy ligera de un gobernante (que le pidan explicaciones) … No aceptaremos que nos pidan ningún tipo de explicación”.

“Me parece una actitud muy ligera de un gobernante (que le pidan explicaciones) … No aceptaremos que nos pidan ningún tipo de explicación”.

Igualmente ha recordado el reciente incidente con Uribe y ha afirmado que “lo mandó para el carajo tres veces”.

“Moratinos no nos pidió ninguna explicación (…) El llamó para aclararnos a nosotros, para darnos una explicación. Así me lo dijo: ‘sepa usted que mi gobierno no tiene nada que ver con esto’”, contó Chávez.

“¿Que si nosotros apoyamos a la banda de ETA? Es absolutamente falso. ¿Que aquí viven algunos vascos que pertenecieron a esa organización? Porque (el ex presidente) Carlos Andrés Pérez hizo un acuerdo con (el ex jefe de gobierno español) Felipe González del cual pareciera que no quedó escrito nada”, aseguró Chávez.

Felipe González estaba buscando la paz y quizás yo lo hubiese aceptado también“, agregó.

En 1989, once etarras llegaron a Venezuela gracias a un acuerdo entre González y Pérez, y recibieron el estatuto de refugiados políticos. En su auto de procesamiento, el juez Velasco se refiere a uno de ellos, Arturo Cubillas, quien sería un eslabón dentro de la presunta “cooperación gubernamental venezolana en la ilícita colaboración entre las FARC y la ETA”.

Puede ver el video con las declaraciones completas pulsando aquí

Con información de ABN

actualidad » en esta sección

buscador