Foto: REUTERS/Jose Miguel Gomez

El presidente Alvaro Uribe denunció este lunes la “indebida injerencia” de un gobierno extranjero en el proceso electoral de Colombia y aseguró que con ello se ofende a los votantes y los candidatos, en una declaración divulgada por su despacho.

“Es una ofensa al pueblo colombiano que un gobierno extranjero trate de coaccionar su libre voluntad política para elegir al próximo presidente de la república, con intimidaciones de guerra”, dijo Uribe, sin especificar a qué país se refería.

“Esa intimidación, esa indebida injerencia de un gobierno extranjero, ofende al pueblo colombiano, ofende a todos los candidatos, independientemente de que compartan o que estén en oposición a las tesis de gobierno. El pueblo colombiano no va a aceptar este chantaje”, enfatizó el mandatario.

El presidente venezolano Hugo Chávez se refirió el domingo al candidato oficialista Juan Manuel Santos, ex ministro de Defensa de Uribe, a quien calificó como “una amenaza” y dijo que “pudiera generar una guerra en esta parte del mundo”.

También el presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha criticado a Santos, por declaraciones en las que el candidato se dijo “orgulloso” de haber ordenado un ataque en 2008 a un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, en el que murió Raúl Reyes, quien era el número dos de esa guerrilla colombiana.

“Yo no quiero meterme en política interna (de Colombia), somos respetuosos de otros países, pero sí vamos a defender la dignidad y la respetabilidad” de Ecuador, indicó Correa el sábado, al tildar las declaraciones de Santos de “horror, irrespeto e insensatez”.

Santos es hasta ahora el favorito de las encuestas para las elecciones cuya primera vuelta se celebrará el 30 de mayo, aunque el independiente Antanas Mockus, del Partido Verde, viene creciendo en intención de voto y podría ganarle en una segunda ronda electoral, el 20 de junio, según el sondeo más reciente.

Con información de AFP

actualidad » en esta sección

buscador