Foto: EFE

Estados Unidos sigue con “atención” la decisión de Venezuela de comprarle a Rusia armas por valor de 5.000 millones de dólares, porque cree que el presidente Hugo Chávez piensa “hacer la guerra” contra algún país, según declaraciones de un vocero del gobierno norteamericano publicadas hoy en la prensa de Nicaragua.

Gregory Adams, portavoz del Departamento de Estado para América Latina, dijo a “El Nuevo Diario de Managua” que para Washington también “es un poco difícil” ver que un aliado importante como Brasil rechaza aplicar sanciones contra Irán y su programa nuclear.

“Nos llama la atención que las armas que está comprando el señor Chávez son convencionales, y no sabemos contra quién va a hacer la guerra”, afirmó Adams, al tiempo que lamentó que esos recursos no se utilicen en resolver carencias del pueblo venezolano.

Destacó que entre las armas que Venezuela comprará a Rusia figuran “tanques, helicópteros de combate, submarinos, es decir, armas ofensivas y no sabemos para qué las quiere, porque nunca ha explicado para qué son”.

Sin embargo, Adams desestimó la posibilidad de que los países de la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA) formen un ejército común, como lo han anunciado Chávez y su aliado nicaragüense Daniel Ortega. “No creo que sea algo que se pueda dar”, aseveró durante la entrevista realizada en Miami, Estados Unidos.

También calificó de “retórica” las frecuentes declaraciones de Chávez y de otros miembros del ALBA en contra de Estados Unidos, y minimizó la decisión de varios países latinoamericanos de formar un organismo alternativo a la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Los países tienen derecho de aliarse con quien deseen hacerlo. Si quieren hacer una organización que nos lleve a la paz, a la tranquilidad de la región, bienvenida”, expresó Adams, aunque recordó que “la OEA está ahí y no se puede ignorar”.

Visita de Lula a Irán

Consultado sobre la visita que el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, realizará a Irán el próximo 15 de mayo, confió en que el mandatario sudamericano “abogará para que el programa nuclear de ese país sea con fines no bélicos”.

“Esperamos que los métodos del presidente Lula tengan algunos resultados positivos, aunque para nosotros es un poco difícil ver a un aliado tan importante como Brasil en esta situación”, comentó.

Sin embargo, aunque el gobierno de Brasil se opone a las sanciones norteamericanas contra Irán, “comparte con nosotros el fin de esto, que es ver menos cantidad de armas nucleares en el mundo”, acotó.

Con información de DPA

actualidad » en esta sección

buscador