Foto archivo no relacionada con la noticia.

Un reporte del diario Últimas Noticias, indicó que un grupo armado irrumpió en las instalaciones del Batallón 614 del Ejército, en Fuerte Tiuna, para “apoderarse de una remesa de dinero calculada en 465 mil bolívares fuertes”.

Esta es la información que ofrece Últimas Noticias:

Un grupo armado penetró en las instalaciones del Batallón 614 del Ejército, en Fuerte Tiuna, para apoderarse de una remesa de dinero calculada en 465 mil bolívares fuertes, suma que iba a ser cancelada a unos trabajadores que efectúan una obra en esa zona militar.

Según la versión que fue aportada por un funcionario adscrito a Fuerte Tiuna, el asalto fue perpetrado el pasado viernes, en horas de la tarde, por tres hombres armados, quienes aparentemente conocían la hora de llegada del dinero en efectivo y por eso actuaron con precisión.

La fuente reveló que los asaltantes entraron a la oficina en el Batallón 614 y amarraron a los empleados para poder revisar con tranquilidad el sitio donde guardaban el dinero.

Según indicó el informante, el trío de asaltantes se apoderó del efectivo y salió del lugar simulando que se trataba de visitantes que realizaban una diligencia, pero en ese instante una de las personas que estaba amarrada logró advertir mediante gritos a un grupo de trabajadores que se encontraban fuera de la oficina. Aunque los obreros intentaron detener a los ladrones, estos escaparon en un vehículo no identificado.

La situación causó revuelo en el Fuerte Tiuna debido a que se trataba del dinero que iban cobrar en la tarde del viernes unos obreros que laboran en el fuerte militar. Se supo que los trabajadores solicitaron enérgicamente la presencia de efectivos militares, a quienes les recriminaron haber descuidado la seguridad en el lugar. El informante indicó que el malestar se prolongó hasta llegada la noche.

Complicidad interna

En el lugar se presentaron comisiones de la Policía Militar (PM) y la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) para iniciar las averiguaciones. De acuerdo con lo expresado por los funcionarios que estuvieron en el lugar, todo indica que se trata un robo que fue planificado con colaboración interna, ya que la banda sabía en qué oficina estaba la remesa y a qué hora llegaban los custodios con la suma.

La versión no oficial indica que los investigadores tomaron declaraciones a los empleados que fueron sometidos por los asaltantes y que luego de varias indagaciones obtuvieron pistas sobre los autores materiales e intelectuales del golpe delictivo.

La fuente contó que los pesquisas tienen los nombres de varios sospechosos y que aparentemente se trata de asaltantes residentes de un sector del oeste de Caracas.

Se supo que la DIM pidió ayuda al Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y al Cicpc para que presten apoyo en materia de criminalística, pesquisa y allanamiento.

Por: Víctor Escalona
Vía Últimas Noticias

actualidad » en esta sección

buscador