Foto: Archivo

El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Ubaldo Santana, calificó hoy de “alarmante y preocupante” que se perdieran toneladas de alimentos importados que estaban almacenados en puertos del país.

Santana se lamentó de que “mientras en nuestras casas luchamos para ajustar nuestros presupuestos y otra gente no tiene para comprar alimentos y debe acudir a estas redes populares, se pierden grandes cantidades de comidas y no hay responsables”.

Los alimentos fueron descubiertos hace dos semanas almacenados en Puerto Cabello, en la costa central del país, y se estima que son más de 70.000 toneladas, que formaban parte de las importaciones hechas por la empresa oficial Pdval, filial de la estatal petrolera Pdvsa, reseñó DPA.

Los alimentos, incluyendo leche, carne y arroz, se vencieron al no ser distribuidos a tiempo.

El gobierno admitió el hallazgo y demandó que fueran encausados al menos tres ex directivos de Pdval, pero acusó a la oposición de manipular la información del caso para sacar provecho político con miras a las elecciones legislativas de septiembre.

Santana dijo a la televisora “Globovisión” que el asunto “debe ser investigado a fondo con seriedad, más allá de querer conseguir un titular o de utilizarse como estrategia política electoral”.

“Estamos hablando del estómago, de la salud, del desarrollo de un país. No se puede tratar a la ligera algo que es tan sensible”, recalcó el arzobispo de la ciudad de Maracaibo.

Vía El Universal

actualidad » en esta sección

buscador