Foto: Official White House Photo / Pete Souza

El presidente Barack Obama está “enojado” por las mordaces críticas que hizo en una entrevista su comandante militar en Afganistán, Stanley McChrystal, mientras la Casa Blanca se negó a descartar la posibilidad de despedir al general, según informó este martes su portavoz.

Gibbs no dijo si McChrystal sería despedido o no, pero señaló que “todas las opciones están sobre la mesa”.

Obama “estaba enojado” y ordenó que regresara a Washington, dijo el portavoz Robert Gibbs, describiendo así la reacción del presidente cuando se le entregó el explosivo artículo de la revista Rolling Stone publicada el lunes.

Sin duda, el general McChrystal, como dijo el secretario (de Defensa, Robert) Gates, cometió un enorme error”, dijo Gibbs, añadiendo que Obama hablaría con el general sobre el asunto el miércoles.

Gibbs no dijo si McChrystal sería despedido o no, pero señaló que “todas las opciones están sobre la mesa”.

En el artículo, McChrystal y sus asesores hacen críticos y burlones comentarios sobre Obama, el comendantante en jefe de la nación, así como sobre el vicepresidente Joe Biden y otros altos funcionarios de la Casa Blanca.

Polémica en EE.UU: Obama convoca a general que lo criticó duramente en la revista Rolling Stone

El jefe de las tropas de Estados Unidos en Afganistán, general Stanley McChrystal, fue convocado de urgencia a la Casa Blanca al conocerse sus críticas al presidente Barack Obama y otros altos cargos en EEUU, se informó hoy.

El general ha recibido órdenes de presentarse mañana miércoles en la conferencia mensual en la Casa Blanca sobre Afganistán y Pakistán, en lugar de participar como lo hace regularmente por videoconferencia.

Un artículo que publicará el viernes la revista Rolling Stone describe a McChrystal como un guerrero solitario que tiene conflictos con muchos funcionarios de la Administración Obama, y que no ha podido persuadir a algunos de sus propios soldados acerca de que su estrategia pueda ganar la guerra iniciada en 2001.

“Ofrezco mis más sinceras disculpas por este perfil. Fue un error que refleja mal juicio y nunca debió haber ocurrido”, admitió McChrystal

Todos los medios citan como su fuente a “un funcionario de la Administración” que no identifican, y según el cual se ordenó a McChrystal que asista personalmente a una conferencia en la cual “deberá explicar al Pentágono y al comandante en jefe sus declaraciones entrecomilladas acerca de colegas que aparecen en el artículo”.

El jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Mike Mullen, “habló con el general McChrystal anoche y le expresó su profunda decepción con el artículo y las opiniones allí expresadas”, dijo el capitán John Kirby, portavoz de Mullen.

McChrystal, encargado por el presidente para llevar a cabo una nueva estrategia en la guerra en Afganistán, ya se ha disculpado por sus críticas.

“Tengo un enorme respeto y admiración por el presidente Obama y su equipo de seguridad nacional, así como por los líderes civiles y las tropas que luchan en esta guerra (afgana), y sigo comprometido en asegurar un resultado exitoso”, dijo el general en un comunicado difundido a la prensa.

“Ofrezco mis más sinceras disculpas por este perfil. Fue un error que refleja mal juicio y nunca debió haber ocurrido”, admitió McChrystal.

“A lo largo de mi carrera, he vivido bajo los principios del honor personal y la integridad profesional. Lo que se refleja en este artículo está muy lejos” de estas ideas, continuó.

Según varios medios anglosajones que han recogido extractos del artículo sobre McChrystal, el general hizo comentarios jocosos sobre el vicepresidente Joe Biden -”¿quién es ése?”- y sobre el enviado especial de EEUU a Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke.

McChrystal dijo sentirse “decepcionado” por una reunión que mantuvo con Obama en la que no se entendieron e incluso “traicionado” por el embajador de EEUU en Kabul, Karl Eikenberry, que se mostró públicamente en contra del envío adicional de 40.000 soldados a Afganistán solicitado por el general a finales del año pasado.

Antes de que Obama desgranara en 2009 su estrategia para Afganistán, en la que ordenó el despliegue de otros 30.000 soldados pero fijó julio de 2011 como la fecha del inicio de la retirada, McChrystal subrayó la necesidad de hacer un esfuerzo militar para golpear a la insurgencia talibán y reconducir la guerra.

Con información de Agencias AFP y EFE

actualidad » en esta sección

buscador