Foto: Archivo

El Gobierno venezolano indicó hoy que busca a quienes contactaron con el presunto terrorista salvadoreño Francisco Chávez Abarca para que ejecutara en el país actos de “sangre y violencia” con propósitos “desestabilizadores”.

“No vino por iniciativa propia. Lo contactaron y le ofrecieron dinero. Vino a negociar el precio de los hechos criminales que iba a cometer”, dijo el ministro del Interior, Tareck El Aissami, al canal estatal Venezolana de Televisión.

El titular del Interior señaló que actualmente los cuerpos de seguridad del Estado venezolano tratan de determinar quiénes son los que contactaron a Chávez Abarca para detenerlos.

Adelantó que “la investigación avanza” y que se trata de “sectores de la contrarrevolución, de fascistas, de la burguesía apátrida”.

También dijo que detrás de esos sectores opuestos al Gobierno, “y cargados de odio”, está la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA).

“Detrás está la CIA, el imperio de EE.UU., los fascistas, la burguesía apátrida, que no ha renunciado al asesinato del presidente (Hugo) Chávez”, manifestó El Aissami.

Chávez Abarca, capturado el 1 de julio en el aeropuerto caraqueño de Maiquetía, fue enviado ayer a La Habana por estar reclamado por Interpol Cuba por actos terroristas.

“Es un sujeto de altísima peligrosidad sobre el que pesan dos órdenes de aprehensión por terrorismo. Tiene un prontuario extenso de hechos terroristas sangrientos, con asesinatos, desapariciones y hechos de violencia“, dijo El Aissami en el acto que precedió al envío.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador